Público
Público

Protestas contra el Gobierno tailandés dejan 11 heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los manifestantes bloquearon el martes una autopista hacia el mayor aeropuerto de Tailandia, mientras en otras zonas abrieron fuego contra los partidarios del Gobierno, en lo que son los últimos intentos cada vez más desesperados por derrocar a la administración electa.

Imágenes emitidas por TPBS mostraron al menos a dos guardias de seguridad de la antigubernamental Alianza del Pueblo para la Democracia (PAD) disparando con pistolas contra sus oponentes en una carretera principal del norte de Bangkok.

El PAD dijo que habían sido atacados primero con tablas y piedras.

Al menos 11 personas resultaron heridas, según los servicios de emergencias.

También hubo escenas caóticas en el aeropuerto de Suvarnabhumi, al sudeste de Bangkok, puerta para los 13 millones de turistas que visitan cada año el país, y cientos de policías antidisturbios vigilaban las entradas de la terminal.

Sólo a unos cientos de metros, miles de partidarios del PAD agitaban banderas y retratos del rey Bhumibol Adulyadej y pusieron alambre de espino en la carretera de acceso de cuatro carriles.

"Nuestro objetivo es cerrar el aeropuerto de Suvaranbhumi hasta que Somchai dimita", declaró el portavoz del PAD, Parnthep Pourpongpan, refiriéndose al primer ministro Somchai Wongsawat, que vuelve el miércoles el encuentro del APEC en Perú.

Un portavoz del Gobierno dijo sin embargo que no llegaría al aeropuerto de Suvaranbhumi.

Los turistas extranjeros, aturdidos, esperaban su equipaje en el exterior del nuevo edificio futurista que se inauguró hace dos años.

Responsables de seguridad del aeropuerto dijeron que los vuelos de llegada no estaban afectados, aunque había retrasos en las salidas ya que los pasajeros tenían que caminar hacia el edificio de la terminal.

El sitio al aeropuerto podría socavar el apoyo público a un movimiento que parece irse a los extremos para provocar un movimiento violento contra el gobierno.

Somchai ha rechazado repetidamente las demandas de dimisión del PAD, que denuncia que es una marioneta de su cuñado, Thaksin Shinawatra, que fue derrocado como líder en un golpe de estado en 2006.

El PAD disfruta del respaldo de las clases medias urbanas y de la élite de Bangkok, mientras que Thaksin y el gobierno tienen su apoyo en los votantes rurales y en la clase urbana pobre que les dio el poder en las elecciones de diciembre.