Público
Público

Las protestas marcan el funeral de clérigo iraní disidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grandes multitudes de iraníes acudieron el lunes al funeral del destacado clérigo disidente gran ayatolá Hosein Ali Montazeri en la ciudad de Qom, sagrada para la comunidad chií, y algunos de ellos gritaron consignas antigubernamentales, informaron páginas de Internet.

Montazeri, quien murió el sábado a los 87 años, estaba considerado el patrón espiritual de un movimiento opositor que surgió tras las polémicas elecciones presidenciales de junio y que ha demostrado ser resistente pese a los reiterados intentos por sofocarlo.

La página web reformista Norooz informó de incidentes cuando las fuerzas de seguridad desplegadas alrededor de la casa de Montazeri se enfrentaron con los manifestantes, que lanzaron piedras. No hubo ninguna declaración oficial sobre los incidentes.

La información no pudo ser verificada de forma independiente porque los medios extranjeros tienen prohibido cubrir directamente las protestas y recibieron la orden de no viajar a Qom para el funeral.

Sin embargo, imágenes obtenidas por Reuters mostraron altercados aparentemente entre seguidores del Gobierno y de la oposición.

La página reformista Jaras dijo que cientos de miles de personas se sumaron a una procesión por Montazeri, un pilar de la Revolución Islámica que derrocó el régimen del Sha en 1979 y luego se convirtió en un feroz crítico de los actuales dirigentes conservadores.

El malestar interno en Irán, puesto de relieve por el argumento del fallecido clérigo de que los líderes habían perdido su legitimidad, ha complicado la crisis internacional por el programa nuclear iraní, que Occidente sospecha tiene fines militares.

de un ataque al corazón - se produjo en un momento tenso con el Gobierno, que pretende reprimir cualquier intento de convertir la Ashura, una celebración religiosa chií que se celebra el próximo domingo, en una oportunidad de organizar protestas masivas.

Los opositores presentes en el funeral también gritaron "Oh Hosein, Mirhosein", en apoyo a otro de los líderes de la oposición.

Sus gritos evocaron los tradicionales lamentos de la Ashura para Hosein, nieto del profeta Mahoma, asesinado en una batalla en el siglo VII que selló un cisma entre los musulmanes suníes y chiíes.

La Ashura, un momento clave en el calendario de la república islámica, coincidirá con el séptimo día de luto por la muerte de Montazeri, por lo cual las autoridades tendrán más dificultades para controlar las calles.

La policía antidisturbios fue desplegada en Qom, situada a 125 kilómetros al sur de Teherán, antes del funeral del clérigo chií, que había sido fuente de molestias para el 'establishment'.

Milicianos Basij, partidarios del Gobierno, gritaron: "Debería darles vergüenza, hipócritas, dejen la ciudad de Qom", informó la página web Ayande, considerada cercana al político conservador Mohsen Rezaie.