Público
Público

Prou renace ante la "amenaza" del regreso de los toros a Catalunya

Pide la destitución del conseller de Agricultura, Josep María Pelegrí, a quien acusa de permitir la celebración de espectáculos taurinos "clandestinos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En 2010 consiguieron que el Parlament de Catalunya refrendara una Iniciativa Legislativa Popular avalada por 180.000 ciudadanos para prohibir las corridas de toros en la comunidad. La plataforma animalista Prou! (¡Basta!), conformada por activistas de varias nacionalidades, decidió entonces su disolución tras alcanzar el objetivo para el que fue creada y ante la tranquilidad de una ley, en vigor desde enero de 2012, que veta 'los espectáculos taurinos de cualquier modalidad que tengan lugar dentro o fuera de las plazas de toros', a excepción de los correbous.

Cerca de cumplirse tres años de aquella votación histórica, la plataforma ha vuelto ahora a ponerse en marcha para pedir la destitución del conseller de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat, Josep María Pelegrí, al considerar que 'pretende volver a permitir las corridas de toros en Catalunya ninguneando la decisión tomada por el Parlament'.

'Este hombre es lo peor que le ha pasado a los animales de Catalunya', dice a Público Leonardo Anselmi, portavoz de Prou, que el pasado 25 de abril interpuso un recurso contencioso administrativo contra el departamento de Pelegrí por permitir que se realicen espectáculos taurinos que no suponen la muerte del animal. 'Exigimos de manera inmediata su dimisión o destitución, o bien la transferencia de las competencias en materia de protección de animales a otro Departamento'.

La abogada de la plataforma e impulsora de la ILP, Anna Mulà, denunció en julio de 2012 ante las consellerías de Interior y Agricultura que a pesar de la entrada en vigor de la nueva ley se estaban celebrando en fincas privadas del término municipal de Alfara de Carles espectáculos taurinos destinados a turistas, las denominadas 'tientas', en la que los animales son toreados con capa, muleta y banderillas de madera para decidir si deben ser destinados a las plazas o al matadero.

En respuesta, la consellería de Interior ordenó a los Mossos d´Esquadra realizar el 20 de agosto una inspección en la que comprobaron que cinco autobuses con 238 turistas de origen ruso acudieron al espectáculo taurino en la finca Ullal, en la localidad de Alfara de Carles (Tarragona), donde se anunciaba la actuación de los toreros profesionales Rubén Marín Laguna y Alejandro de Benito Fernández, según consta en el informe al que ha tenido acceso este diario.

Aunque lo Mossos detallan que 'durante el acto ninguna persona bajó a la plaza ni el animal, presuntamente, sufrió ningún tipo de lesión', sí informan de que 'no disponían de ningún tipo de autorización' y que 'durante el acto no hubo presencia de ambulancia ni servicio médico, ni tampoco asistencia de veterinario, ni de una comisión de toros o una persona experta en toros', señala el documento.

La Generalitat considera que no hay lesión ni maltrato en los espectáculos de las 'tientas'

En una primera resolución del 10 de septiembre de 2012, el Servicio Territorial de las Terres de l´Ebre del Departamento de Agricultura decide no abrir expediente sancionador y ordena el archivo de las actuaciones al entender que 'las instalaciones cumplen los requisitos de bienestar animal y que los animales no presentan lesiones ni maltratos' y que, de acuerdo con un informe de la asesoría jurídica, 'no constituyen una infracción del texto de refoma de la Ley de Protección Animal'.

Aunque la plataforma recurrió la decisión de la administración, en una segunda resolución de noviembre de 2012 la Secretaría General del Departamento vuelve a concluir que los hechos 'no constituyen una infracción del texto' ya que las actividades denunciadas 'no está incluidas en la prohibició del artículo 6.1.f)' ni 'requieren de una autorización específica', según la resolución consultada por Público.

Prou ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la resolución de Agricultura

Por eso, Prou, que llama a 'reconvocar a todas sus fuerzas sociales para luchar contra la amenaza interna', ha decidido acudir a la vía judicial para que se pronuncie sobre este tipo de espectáculos taurinos que se siguen produciendo al margen de la prohibición de las corridas y que la plataforma considera totalmente 'ilegales' y 'clandestinas'. 

'Tendremos que ganar en los juzgados lo que ya hemos ganado en el Parlamento', señala Anna Mulà, que ve detrás de estas actividades el interés de 'algunas pocas personas' por mantener los beneficios económicos derivados de la tauromaquia. 'Esperemos que el juez las paralice y finalmente no queden en nada', añade.

'Siempre tuvimos miedo de que la ley fuera frenada por el PP o por el lobby taurino, pero no desde la propia Generalitat', sentencia Anselmi.