Público
Público

Próximo estreno de un documental sobre un atípico guerrillero, maestro en la sierra de Toledo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este mes se estrena un documental sobre Adolfo Reguilón, un atípico guerrillero antifranquista conocido como "Severo" que fue, a la vez, un innovador maestro aún recordado por muchos mayores de la Sierra de San Vicente (Toledo), poeta y amigo de Gregorio Marañón.

El director del documental es el profesor de Imagen y Sonido César Fernández, que está vinculado a la Sierra de San Vicente -al noroeste de la provincia de Toledo y próxima a Talavera de la Reina- y que supo de "Severo" a través de los mayores de esta zona, en particular de vecinos de Navamorcuende y Almendral de la Cañada que conocieron a este legendario personaje.

César Fernández ha explicado a Efe que hace seis años comenzó a trabajar en este documental, cuyo estreno tendrá lugar el día 26 de agosto en el pequeño municipio madrileño de Alameda del Valle, aunque ya está confirmada su presencia en otros eventos como el Festival de Cine Internacional de Ourense, en octubre.

Fernández admite que la figura de Adolfo Reguilón, "Severo", es "inabarcable", pues no solamente fue un peculiar guerrillero -que es la base del documental-, sino un innovador profesor que creó su propio sistema de enseñanza, impartió clases en Navamorcuende, escribió poesía y mantuvo una relación epistolar con su amigo Gregorio Marañón.

Respecto a Talavera de la Reina, el régimen de Franco lo acusó de robar el dinero de la sucursal del Banco de España de esta ciudad en setiembre de 1936, el mismo año en que nació uno de sus hijos en Almendral de la Cañada.

En la dictadura franquista, a mediados de los años cuarenta, un pequeño grupo armado al frente del cual estaba "Severo" reinstauró durante unas horas la República en Alameda del Valle (Madrid), una localidad situada en el Valle de Lozoya que acogerá el estreno del documental en la misma sala en que "Severo" tomó el mando y firmó el acta de ocupación.

Al retirarse de su actividad, el guerrillero se refugió en Foz (Lugo), donde adoptó una nueva identidad durante una década hasta que fue capturado por la Guardia Civil en enero de 1956.

Es en ese momento en el que arranca el documental "La guerra de Severo", cuando los vecinos conocen la verdadera biografía de ese maestro apreciado por su actividad cultural al que conocían como "don Bernardo".

Adolfo Reguilón se libró de la pena de muerte porque no le podían imputar delitos de sangre y por presiones internacionales y de intelectuales como su amigo Gregorio Marañón, pero cumplió prisión en Burgos.

Salió de la cárcel a tiempo para conocer el regreso de la democracia, ejercer de nuevo como maestro de escuela, volver a la vida política y escribir sus memorias. Falleció, cumplidos los ochenta años, en 1994.

César Fernández explica que "reescribir sus memorias, que presentan una realidad tan interesante como a veces interesada, es el propósito último de este trabajo audiovisual que disecciona la controvertida personalidad de Reguilón-Severo a través del testimonio de las personas que le conocieron".

"Severo Eubel de la Paz" -que fue el seudónimo completo que adoptó Adolfo Reguilón- fue un molesto enemigo del régimen de Franco pero también fue denostado por el Partido Comunista, que no aprobaba sus métodos.

"Fue un idealista detrás de una utopía", explica el director y guionista del documental, que arrastró a decenas de personas de las provincias de Toledo, Ávila, Segovia y Madrid, y que trabajó "a su manera", dando importancia a la propaganda, llevando siempre consigo una imprenta portátil e intentando ser "muy legalista" en todos sus movimientos.