Publicado: 19.12.2013 17:56 |Actualizado: 19.12.2013 17:56

El proyecto "pilla-pilla" contra homosexuales llega a Barcelona

El fiscal especial contra delitos de odio ordena a los Mossos perseguir a la trama, que tiende emboscadas a través de redes sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal especial para delitos de odio y discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, ha ordenado a los Mossos d'Esquadra abrir una investigación sobre el denominado "proyecto pilla-pilla", de presunto acoso a personas homosexuales, que estos días se está extendiendo por las redes sociales.

Según ha informado la policía autonómica, la investigación se ha abierto para aclarar qué hay detrás del llamado "proyecto pilla- pilla", un fenómeno de alcance europeo nacido en Rusia a través de internet.

La supuesta banda homófoba, que presuntamente opera en Barcelona y Granollers (Barcelona), acosa a gays con emboscadas, ya que les citan a través de internet haciéndose pasar, supuestamente, por jóvenes de 16 años que quieren tener relaciones sexuales, y les graban con una cámara de vídeo para humillarles colgando las imágenes en la red.

Además de las líneas de investigación que se llevan a cabo desde los servicios policiales más especializados, los mossos han contactado con los colectivos LGTB para que denuncien si conocen algún caso de acoso a través de internet a personas homosexuales.

La policía autonómica ha puesto en conocimiento de todas las asociaciones que pueden verse afectadas una dirección de correo electrónico específico (mossos.delictes.odi@gencat.cat) para que se puedan dirigir de manera ágil y directa y expresar sus inquietudes o aportar información sobre este caso.

También ha reforzado los consejos preventivos para asesorar a la ciudadanía de cómo debe actuar ante este tipo de casos, en una campaña que llevan a cabo coordinadamente con la oficina de "No Discriminación" del Ayuntamiento de Barcelona.

Entre los consejos, figura disponer del máximo de datos de las personas con las que se tiene la primera cita e informar a alguien de su confianza del lugar donde será el encuentro.

También, evitar, en la medida de lo posible, ir solos al primer contacto y que, ante cualquier sospecha, contacten inmediatamente con la policía a través del teléfono de emergencia 112.

Todas las comisarías de la policía catalana han sido informadas preventivamente y se ha hecho un llamamiento para que quienes se hayan visto afectadas por estos hechos lo denuncien.