Público
Público

Las pruebas de ADN confirman la muerte del aventurero Fossett

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las pruebas de ADN realizadas a dos huesos hallados cerca de los restos del avión del aventurero Steve Fossett en las montañas de California han confirmado la muerte del multimillonario, según las autoridades locales.

"Un laboratorio del Departamento de Justicia Forense de California determinó que los elementos con contenido de ADN descubiertos la semana pasada coinciden con el código genético de James Stephen Fossett", anunció el lunes por la noche la oficina del juez de instrucción del condado de Madera, en California.

Su portavoz Erica Stuart explicó que el ADN hallado en los huesos el miércoles pasado pone fin a la investigación de la oficina del condado.

"El caso está cerrado para el forense", comentó Stuart.

La viuda del aviador, Peggy Fossett, declaró en un comunicado que había recibido la noticia del ADN coincidente y que esperaba el término de la investigación de la Junta Nacional de Seguridad de Transportes (NTSB, por su sigla en inglés), sobre el caso de su marido.

"Espero que la identificación del ADN acabe con todas las especulaciones que rodean la muerte de Steve", señaló la viuda en un comunicado entregado a Reuters.

"Han sido momentos extremadamente difíciles para mí y doy las gracias a todos los que han ayudado a poner fin a esta tragedia", añadió. "Ahora espero las conclusiones de la investigación de la NTSB y sus hallazgos sobre las causas del accidente".

El magnate hotelero, de 63 años, desapareció tras despegar en una avioneta Bellanca Citabria Super Decathlon de un sólo motor el 3 de septiembre de 2007, desde la pista aérea de su rancho Barron Hilton en Nevada, provocando una larga pero infructuosa búsqueda.

A pesar de las semanas de intensas búsquedas por tierra y aire, no se encontraron sus restos y Fossett fue declarado legalmente muerto en febrero, después de que los investigadores concluyeran que su avión había quedado destruido en un accidente mortal.

A principios de mes las autoridades locales descubrieron los restos del aparato, después de que un excursionista encontrase unas tarjetas de identificación propiedad de Fossett cerca del Parque Nacional Yosemite y se comenzara una nueva búsqueda.

Los fragmentos del pequeño avión estaban dispersos por una amplia zona montañosa, a unos 3.000 metros de la frontera con Nevada. Los equipos de rescate encontraron pequeñas muestras de restos humanos antes de hallar los huesos la semana pasada.