Público
Público

Las pruebas de solvencia ayudan a mejorar la deuda española

La prima de riesgo de España desciende 16 puntos básicos tras su publicación. El Tesoro espera colocar este martes entre 2.500 y 3.500 millones en letras a tres y seis meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La prima de riesgo ofrecida a los inversores españoles por el bono español a diez años respecto al 'bund' alemán (el de referencia) caía este lunes hasta los 150 puntos básicos, lo que supone un descenso de 16 puntos básicos respecto a los 166 puntos básicos del último cierre, tras la publicación el pasado viernes a cierre de mercado de las pruebas de resistencia al sector bancario europeo. Mientras, el Tesoro Público espera colocar este martes entre 2.500 y 3.500 millones de euros en la subasta de letras a tres y seis meses que se celebrará en el mercado.

En concreto, la rentabilidad de los bonos españoles a diez años en los mercados secundarios alcanzaba el 4,26%, frente al 2,76% del bono alemán del mismo tipo. El viernes, la rentabilidad del bono español era del 4,36 % y la de su homólogo alemán del 2,70%. El descenso de la prima de riesgo de la deuda española deja el diferencial con el bono alemán en el nivel más bajo registrado desde el pasado 24 de mayo, cuando se situó en los 144 puntos básicos.

Por su parte, los seguros frente a un impago de la deuda española a cinco años (CDS) también experimentaban descensos al situarse en 192.700 dólares por cada diez millones de euros, frente a los 202.500 dólares del anterior cierre. El coste de asegurar la deuda alemana se mantenía prácticamente estable y se situaba en los 39,3 puntos básicos, ligeramente por debajo de los 40 puntos básicos del pasado viernes.

En esta línea, los CDS de otros países denominados periféricos también descendían con respecto al cierre del pasado viernes, como los seguros de la deuda griega, de los 769 puntos básicos a los 742, o los de la deuda portuguesa, desde los 271 puntos básicos hasta los 255 puntos básicos.

Estos resultados se explican tras los resultados de las pruebas de resistencia a 91 entidades europeas, en las que todos los bancos españoles superaban el test, ya que mantendrían un nivel mínimo de capital de primera calidad en el escenario económico más adverso, así como la gran mayoría de las cajas de ahorros, exceptuando cuatro grupos de cajas y la cordobesa CajaSur, que requerirían aportaciones adicionales de capital por un valor total 2.043 millones.

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, aseguró que todas las entidades españolas 'resisten adecuadamente' en las pruebas de esfuerzo aplicadas, que incluyen 'un escenario extraordinariamente estresado'. Desde el Gobierno, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se mostró 'satisfecha' del resultado, que demuestra que el sistema financiero ha soportado muy bien la crisis.