Público
Público

El PSC se abstendrá en la resolución sobre la consulta independentista

Los socialistas catalanes evitan las tensiones con el PSOE y votarán a favor de su propia propuesta, que apuesta por un referéndum autorizado por el Estado o bien una consulta que no requeriría del permiso del Ejecutivo central

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSC se abstendrá en las propuestas de resolución que se han presentado en el debate de política general y que piden una consulta popular sobre el futuro de Catalunya. Lo han explicado fuentes oficiales del partido, tras una larga reunión de tres horas donde el grupo parlamentario ha acordado su posicionamiento, añadiendo que votarán a favor de su propuesta, donde piden un referéndum o una consulta –en este segundo caso sería sin el permiso del Estado–, sin concretar fechas.

Sobre la mesa hay dos propuestas de resolución: la que han pactado CiU y ERC, que pide que la consulta 'prioritariamente' en la próxima legislatura, y una de ICV-EUiA que pide que forzosamente sea en el siguiente mandato, a favor del derecho a decidir de todos los catalanes. Desde el PSC se ha admitido que en esta larga reunión se han contemplado 'todas la posibilidades', pero finalmente han decidido que la fórmula más adecuada para visualizar su posicionamiento era dar el sí a su propuesta y abstenerse en las del resto. Ahora, está por ver si todos los diputados del grupo del PSC votarán lo mismo, ya que en los meses anteriores, el diputado y exconseller Ernest Maragall rompió la disciplina de voto en dos temas clave: Eurovegas y el Pacto Fiscal.

Está por ver si todos los diputados del PSC votarán lo mismo esta tarde

Según han explicado fuentes socialistas, en su propia resolución sobre el derecho a decidir también han incluido la posibilidad de que Catalunya pueda celebrar una consulta sin permiso del Estado para definir su encaje con España. La primera versión de esta propuesta [consultar aquí] sólo hablaba de referéndum, por lo que era imprescindible contar con el permiso del Estado, mientras que si se habla de consulta existiría la posibilidad de hacerlo al margen del Ejecutivo central. Concretamente, en su resolución hablan de 'un referéndum o consulta acordado en el marco de la legalidad', según establece el redactado definitivo de la propuesta que han registrado. La propuesta del PSC defiende que los catalanes puedan decir libremente el encaje de Catalunya con España a través de un referéndum o consulta 'en el que se plantee una pregunta clara a la que se tenga que responder de forma inequívoca'.

El PSC, con su abstención en las propuestas de CiU y ERC y de ICV-EUiA, sortea el choque con la dirección del PSOE, que sí defiende el Estado federal, pero no el derecho de autodeterminación.

Así, en la foto final de la votación de esta tarde no quedarán ni del lado de quienes apuestan por la secesión de Cataluña (CiU y ERC), ni junto al PP catalán de Alicia Sánchez-Camacho, de quienes los socialistas quieren desmarcarse por considerarlos 'recentralizadores e inmovilistas'. De este modo, el partido de Pere Navarro quedará en medio de dos polos: el secesionista y el autonomista, ya que su bandera para las próximas elecciones será la defensa de una reforma de la Constitución para que España avance hacia un modelo federal.