Público
Público

El PSC celebra el triunfo del tripartito y el "fracaso" de CiU

Iceta ve la alianza de izquierdas "fortalecida" y Mas opina que el pacto incumple medio Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer gran triunfo de la izquierda gobernante en Catalunya. Así se tomaron tanto el PSC como ERC e ICV-EUiA el celebrado acuerdo de financiación. Un éxito que sabía mejor viendo la reacción 'desaforada' de CiU. Si Artur Mas fue duro descalificando el pacto, los socialistas no lo fueron menos al diagnosticar el 'fracaso' de su estrategia.

El acuerdo que ayer analizaron los consellers Antoni Castells (PSC), Josep Huguet (ERC) y Joan Saura (ICV) y que hoy ratificará el Govern mandatando al titular de Economía para dar el sí el miércoles en el Consejo de Política Fiscal es el primer gran consenso que, des de la Transición, no lleva sello de CiU. Los nacionalistas alumbraron tres modelos fiscales uno con González y dos con Aznar y dos estatutos 1979 y 2006 Pero el pacto de este fin de semana es cosa de la izquierda.

Un conseller muy implicado en la negociación señalaba la importancia 'de que demostremos que somos capaces de conseguir cosas muy relevantes. También sin CiU'. El del Estatut vigente fue el primer gran proyecto de la izquierda, recordaba. Pero la foto Mas-Zapatero en La Moncloa y el recorte acabaron con ERC fuera del Govern y llevándose por delante a Maragall.

Formalmente todos echaban de menos a la oposición. Castells 'lamentó' la actitud de Mas, 'desconcertado y desafortunado'. Negó un hipotético incumplimiento del Estatut puesto que el 'magnífico' modelo y sus 'satisfactorias' cifras no rendirán al máximo hasta 2012 y no 2011. Explicó que el tercer año, con Catalunya por encima del 104%, ya se cumplirá el texto. 'Y si hay un cuarto y hay más [1056% y 3.855 millones] mejor'.

El PSC estaba exultante. No sólo ganó estabilidad para José Montilla en Palau a poco más de un año de la cita con las urnas sino que, después de un año de tensiones, conseguía que el PSOE asumiera 'al fin' un modelo 'con visión federal' sobre todo porque crece la autonomía financiera para Catalunya al pasar de nivelación total a nivelación parcial.

Su portavoz Miquel Iceta celebró el 'fortalecimiento' de la izquierda y enumeró 'cuatro fracasos' de CiU . El primero que Mas acabe 'alineado con PP y UPyD en una posición 'radial' que se acentúa con el apoyo de los agentes sociales. Los otros son no hacer caer al Gobierno central y al catalán; tener una actitud irresponsable que les llevó a dar '11 cifras diferentes' y tener un fracaso 'patriótico' al priorizar el partidismo al interés general.

Saura habló de un 'nuevo ciclo' que garantiza no sólo que el Govern acabe legislatura sino que también abre expectativas. Dio a entender que era muy posible un apoyo de ICV a los Presupuestos.

En ERC Joan Puigcercós sacaba pecho pero advertía de la 'tendencia' de Zapatero a incumplir promesas y anunciaba una actitud 'vigilante'. Josep-Lluís Carod-Rovira celebró obtener 'un buen modelo de un mal Estatut'.

Artur Mas, que puso el dedo en la llaga en la, según él, volatilidad del pacto entre ERC y el Gobierno, elevó a la mitad de los artículos del Estatut sobre financiación 'incumplidos'. Avisó que no podían dar el sí sin más, 'porque nos debemos al país'.

CiU aseguró de nuevo que el sistema debía aportar más de 5.600 millones y que serán menos que con el sistema de 2001. Admitió, eso sí, que una de sus motivaciones para decir no era evitar 'hipotecas de futuro'. A este único motivo atribuye el Govern su no.