Público
Público

El PSC se desmarca de las tesis "irreales" de Ernest Maragall respecto al PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Joan Ferran, se ha desmarcado hoy del Gobierno de coalición entre PSC y PSOE que defendió hace unos días el conseller de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, y ha tildado de "irreal" este planteamiento.

En una entrevista concedida a Efe, el dirigente socialista ha asegurado que el partido "respeta" las opiniones "personales" expresadas esta semana por el conseller del PSC en un artículo publicado por el diario "El País", aunque "no las comparte".

"Plantearse un gobierno de coalición PSC-PSOE me parece que es estar fuera del mundo actual, de los planteamientos actuales", ha opinado Ferran, quien ha enmarcado estas reflexiones de Maragall en la "política-ficción".

Ha argumentado que el PSC "siempre ha sido solidario" con el PSOE en el Congreso y en la gestión gubernamental, y ha recordado que los socialistas catalanes "han usado su presión para decantar posiciones del PSOE" cuando ha sido necesario.

Por ello, ha resaltado que aunque "muchas veces haya discusiones o controversias" con el PSOE, "el resultante final de las relaciones es positivo".

En su artículo, Ernest Maragall, hermano del ex presidente catalán Pasqual Maragall y vinculado al sector más catalanista del PSC, sostenía que este Ejecutivo de coalición entre el PSOE y los socialistas catalanes debería contar "con los apoyos adicionales que sean necesarios" y que estaría "visualizado de forma clara por la consecuente expresión parlamentaria".

El conseller de Educación se posicionó así a favor de una mayor autonomía de los socialistas catalanes en Madrid, hasta el punto de que la participación del PSC en el Ejecutivo -donde ya cuenta con dos ministros: Carme Chacón y Celestino Corbacho-, pasaría a ser en forma de coalición gubernamental.

En este sentido, Ferran ha comentado que la propuesta de Ernest Maragall es "muy imaginativa", pero ha añadido que también resulta "muy irreal", y se ha preguntado con ironía "quién pondría al presidente, si el PSC o el PSOE".

En cuanto a la demanda de un grupo parlamentario propio en el Congreso que se deduce del artículo de Ernest Maragall, el dirigente del PSC ha dicho respetarla, pero ha opinado: "Prefiero no tener la etiqueta de un grupo propio y tener el cajón lleno de las cosas que hemos conseguido" en colaboración con el PSOE.

Ferran también ha tildado de "consideración individual" la postura de Ernest Maragall de continuar aplicando el nuevo Estatut diga lo que diga la sentencia del Tribunal Constitucional.

En este sentido, ha asegurado que "el Govern no puede asumir esa consideración", como tampoco asumió la manifestación previa propuesta por Josep Lluís Carod-Rovira, y que el ejecutivo catalán está ahora centrado en esperar a conocer la sentencia.

Si el fallo es adverso a esta ley orgánica, "intentaremos buscar todos los caminos para que el Estatut se lleve a cabo", ha apuntado Ferran, que supone que el Tribunal Constitucional no optará por una sentencia "agresiva", sino "interpretativa".

Ferran ha destacado que al igual que en la negociación de la financiación, el presidente catalán, José Montilla, optará por su línea "firme" pero "contundente" de defensa del Estatut, y ha subrayado que Cataluña no debe "echarse al monte" pase lo que pase con la sentencia.

Preguntado por si el PPC debe participar en una cumbre de líderes catalanes para analizar la sentencia del Alto Tribunal, Ferran ha afirmado que Montilla debería "citar" a la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, pero que ella, "por vergüenza política, no debería asistir".

"Si tiene un poco de vergüenza, ha de retirar el recurso contra el Estatut o no presentarse a la reunión", ha opinado Ferran, que ha incidido en la contradicción que supone llevar el Estatut ante el Constitucional y luego participar en la defensa del texto.