Público
Público

El PSC propone reformar la Constitución "en profundidad" para reconocer "las naciones" de España

Navarro asegura que los socialistas catalanes apoyarán una consulta soberanista vinculante, en la que votarían a favor de seguir en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En plena polémica por la relación entre los socialistas catalanes y el PSOE, el secretario general de los primeros, Pere Navarro, y el líder del segundo Alfredo Pérez Rubalcaba, han escenificado esta mañana en Madrid lo que ya se han esforzado en señalar ambos en las últimas horas: Que a pesar de que el PSC incluyera en su programa electoral el derecho a decidir y que Rubalcaba se mostrara en contra, ambos partidos seguirán yendo de la mano en su proyecto político.

El primero en tratar de reafirmar esta relación ha sido el propio líder del PSOE, que ha ejercido de maestro de ceremonias en un desayuno informativo de Navarro. 'La izquierda catalana y la española trabajaremos juntos para avanzar sin romper', ha insistido, antes de recalcar que el secretario general del PSC será un catalán con el que compartirá 'un largo camino en el futuro'. Lo hará, ha dicho, frente a un contexto en el que se utilizan 'grandes palabras' para hacer frente a conflictos pequeños y para afrontar cuestiones más sencillas.

El debate sobre la independencia de Catalunya y las elecciones del próximo 25 de noviembre han centrado el acto que ha tenido lugar en un conocido hotel madrileño, y al que han asistido numerosos dirigentes y diputados socialistas.  Rubalcaba ha prometidoestar al lado del PSC y de Navarro, su candidato, en su búsqueda de un horizonte federal para el modelo de Estado, y ha asegurado que dialogarán 'incansablemente' para llegar a un acuerdo. 

No se ha hablado, en cambio, de las discrepancias internas existentes en el seno de los socialistas catalanes por las desavenencias de la dirección con un sector más soberanista que reclama un giro del partido, sobre todo después de la ola inependentista de la manifestación de la Diada. De hecho, Ni Rubalcaba ni Navarro han hecho mención alguna al soberanismo. 

La única salida del líder del PSC respecto al discurso del PSOE ha tenido que ver, de nuevo, con su reafirmación del derecho a decidir de los catalanes, contemplado ya en su programa. Para permitirlo, sería necesaria la reforma de la Constitución, y Navarro considera que su partido está 'legitimado como nadie para pedir una revisión en profundidad que la mejore', y que facilite que reconozcan 'las naciones que integran España'. Su objetivo será la construcción de un Estado federal, en el que Catalunya pudiera celebrar 'una consulta vinculante'. El referendum debería tener lugar 'con condiciones claras, sin subterfugios ni cartas marcadas'. Así, la respuesta de los socialistas catalanes no tendría ningún doble discurso, porque inequívocamente, el PSC defendería el mantenimiento de Catalunya dentro de España.

Incluso en ese asunto, Navarro ha asegurado que habrá entendimiento con los socialistas españoles. 'No creo que el PSOE y el PSC estén separados ni vayan a separarse', ha insistido. 'Y creo que nos pondremos de acuerdo no sólo en eso, sino en muchas otras cosas'. Navarro ha recalcado que 'la inmensa mayoría' de los catalanes quiere poder decidir libremente sobre su futuro y que lo que ha hecho el PSC ha sido recoger esa petición en su programa, pero partiendo de la base de que tiene que hacerse dentro de la legalidad, ha remachado. Asimismo, él considera que la mayor parte de los catalanes 'quiere decidir que quieren seguir vinculados con España', ha considerado, convencido de que hay una inmensa mayoría de ciudadanos que se sienten catalanes y españoles.

Navarro ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al president de la Generalitat, Artur Mas, que 'paren ya' su pelea acerca de la independencia porque 'es muy peligrosa'. Y ha defendido su proyecto como 'el único viable' frente al 'matonismo' de Rajoy y de Mas.