Público
Público

El PSE no recaba apoyos en el inicio de la ronda de contactos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSE inició el miércoles sin éxito la ronda de contactos para recabar apoyos para una potencial investidura de Patxi López como lehendakari y una vez que el partido más votado en las elecciones del 1 de marzo, el PNV, finalizara sin éxito su propia tanda de encuentros.

Los socialistas no consiguieron ningún apoyo en esta primera toma de contacto y todo queda pendiente de la reunión de este jueves con el PP.

La primera cita fue a las once y media de la mañana, cuando llegaron a la sede socialista en Bilbao los dirigentes de Eusko Alkartasuna, Rafa Larreina y Joseba Azkarraga que se entrevistaron durante 40 minutos con los representantes socialistas Rodolfo Ares, José Antonio Pastor, Iñaki Arriola y Txarli Prieto.

Los delegados de EA confirmaron a los medios de comunicación que les esperaban a la salida su intención, ya prevista, de no apoyar la candidatura socialista en la sesión de investidura.

Rafa Larreina explicó que su intención es "ser coherentes con lo que hemos defendido en la campaña electoral", y por lo tanto si el candidato del PNV, Juan José Ibarretxe, se presente a la investidura le darán su voto. En el caso de que el único candidato sea Patxi López "nosotros nos abstendríamos" dijo Larreina

Después el PSE hizo pública una nota en la que indicaron que la reunión se desarrolló "con toda cordialidad y valorando en cada momento la posibilidad de colaborar en diferentes asuntos políticos".

A la una de la tarde se acercó a la sede socialista bilbaína la delegación de Ezker Batua, integrada por su portavoz, Mikel Arana, y su coordinador en Vizcaya, Igor Irigoyen.

En este caso el encuentro se prolongó durante una hora y tras el mismo, Arana explicó que habían transmitido al PSE que aún no han decidido su voto en la investidura, y que no lo harán hasta saber "exactamente en qué va a consistir su acuerdo con el PP".

El portavoz de Ezker Batua dijo que los socialistas les habían transmitido que están a "a la espera de saber qué es lo que pide el PP".

También el PSE dio su versión del encuentro con EB en otra nota de prensa en la que indicó que ambas formaciones habían coincidido en la "oportunidad de dotar al País Vasco de un gobierno progresista", tras plantearles los socialistas su interés "por colaborar en los espacios de coincidencia como libertad, economía, empleo o políticas sociales".

La última de las citas del día fue con los representantes de Aralar, Patxi Zabaleta, Aintzane Ezenarro y Jon Abril con quienes el PSE dijo haber "constatado que existen importantes diferencias entre ambos partidos en la política de libertades, de lucha contra el terrorismo o de alianzas políticas".

En nombre de Aralar y como ya había avanzado en días anteriores, Aintzane Ezenarro dijo que habían trasladado a los socialistas su idea de que "un país que mayoritariamente es abertzale no debería ser gobernado por un frente compuesto por PP y PSOE".

"A partir de ahí hemos dejado claro que Aralar no va a votar por un candidato que cuente con el apoyo del PP", añadió. La reunión finalizó, según el PSE, "con el compromiso de continuar las conversaciones una vez que hayamos concluido toda la ronda de encuentros".

EL JUEVES CON EL PP

La cita más importante de esta ronda oficial de contactos organizada por el PSE se produce este jueves, día para el que está fijado el encuentro con el PP, que tendrá lugar a partir de las once de la mañana y en el que no está previsto que participen ni Patxi López ni Antonio Basagoiti.

Los socialistas necesitan los 13 escaños populares que junto a sus 25 sumaría la mayoría absoluta necesaria para que Patxi López sea investido lehendakari y el PP lo recuerda cada día. Este miércoles lo hizo de nuevo el presidente de la formación en el País Vasco, Antonio Basagoiti: "El PP es en estas semanas quien quita y quien pone lehendakari".

En una visita al Parlamento vasco, acompañado de los dos nuevos parlamentarios de su partido, María del Mar Blanco (la hermana de Miguel Ángel Blanco) y Ramón Gómez, el dirigente popular avanzó que este jueves les recordarán al PSE que "los escaños del PP son imprescindibles y son la llave para abrirles la puerta del gobierno y del cambio".

En contrapartida, el PP pedirá "compromisos en políticas concretas" relacionadas con la política lingüística, "el prestigio" de la Constitución y el Estatuto, "el cambio de las prioridades de Interior y la lucha contra ETA y cambios en la política de Cultura, medios públicos y educación".

El último encuentro de esta primera ronda de contactos liderada por el PSE será con UPyD y se celebrará el viernes a partir del mediodía.