Público
Público

PSE y PP sellan el pacto en Euskadi

Los conservadores apoyarán a López como lehendakari y presidirán la Cámara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Socialista de Euskadi alcanzó ayer con el PP un acuerdo casi definitivo para la investidura de Patxi López como lehendakari con el "objetivo prioritario" de garantizar un nuevo gobierno en el País Vasco. La tercera reunión pública de ambas formaciones apenas duró 50 minutos. El trabajo previo de cocina se había gestado estos días entre conversaciones telefónicas e intercambio de propuestas. El resultado de esos contactos ha sido un preacuerdo merced al cual López presidirá Euskadi y el PP la Mesa del Parlamento, donde los socialistas se reservarán, además, dos puestos para garantizar que este órgano integrado por cinco miembros no pueda bloquear la labor del Ejecutivo.

El desenlace de la negociación cumple las expectativas abiertas el 1 de marzo, cuando PSE y PP lograron en las urnas los 38 escaños (25 y 13, respectivamente) que otorgan la mayoría absoluta en la Cámara vasca para acabar con 30 años de gobiernos del PNV. El preacuerdo aún lo deberán ratificar las direcciones de ambas formaciones, pero el pacto ya se vislumbró ayer con el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, y su secretario de Organización, Rodolfo Ares, cruzando las manos con el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal.

Ni socialistas, ni conservadores quisieron ofrecer todos los detalles del acuerdo, a la espera de que lo aprueben sus Ejecutivas. El PP lo hará el lunes, mientras que el PSE aún no ha decidido la fecha. Lo que es seguro es que convocarán un acto para presentarlo antes del próximo viernes, cuando se constituirá el Parlamento.

Ahora una de las incógnitas es el nombre de la persona que elegirá el PP para presidir la Mesa de la Cámara vasca.

No dependerá del idioma

Los socialistas desean que sea una dirigente bilingüe, pero Oyarzábal ya aclaró tras la reunión que la elección, probablemente el próximo lunes, no dependerá del conocimiento del castellano y del euskara, sino de "la capacidad de trabajo de la persona elegida".

El PP logra con la presidencia de la Mesa uno de sus grandes objetivos en esta fase de la negociación, sin renunciar además a hacerse tras el verano con la Diputación de Álava a costa del PNV: "No está sobre la mesa de la comisión negociadora. Eso no toca ahora".

El preacuerdo ha satisfecho también a la dirección nacional del PP, que ve como un hito que por primera vez en la historia un conservador esté al frente del Parlamento vasco. El primer presidente no nacionalista fue el socialista Jesús Eguiguren, elegido en 1987.

La cesión de la Presidencia de la Mesa es mínima para el PSE, cuyo principal objetivo era formar con libertad un gobierno en minoría. Ares corroboró, eso sí, que el Ejecutivo de López mantendrá una "relación preferente" con el PP, sobre todo en los Presupuestos y "principales políticas": lucha antiterrorista, autogobierno, educación, euskara, sanidad, vivienda y medios de comunicación. La negociación de ambos partidos ha llegado al detalle. "Hemos modificado hasta alguna coma", decían en el PP.