Público
Público

El PSG intenta seducir a Tévez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El París Saint-Germain (PSG) intenta seducir al internacional argentino Carlos Tévez del Manchester City para que se sume al nuevo proyecto que dirige el italiano Carlo Ancelotti, aunque el argentino está incluso dispuesto a bajarse el sueldo para recalar en el Inter de Milán, informó hoy "L'Équipe".

El PSG, con el brasileño Leonardo en la dirección deportiva, está incluso dispuesto a aumentar el salario de cerca de un millón de euros al mes que "El apache", de 27 años, percibe en el Manchester City bajo las órdenes de Roberto Manchini, con quien mantiene una mala relación.

Pero el jugador no está convencido del nivel de la liga francesa e intenta que le contrate el Inter de Milán, incluso a costa de rebajar su salario "un 10 o un 20 por ciento", según "L'Équipe".

Actualmente, escribe ese diario citando fuentes próximas a la negociación, las posibilidades de que Tévez vista la elástica del París son "del 30 por ciento".

Los dirigentes del PSG intentaron ayer convencer al agente del jugador, Kia Joorabchian, ya que en el Manchester City no quieren negociar los 35 millones de euros que piden por el argentino hasta que no haya acuerdo con el jugador.

"Debemos hablar con el jugador y con el club. Esperamos encontrar una solución. Si tenemos la posibilidad, lo haremos", señalaba el propio Ancelotti ayer.

De concretarse el fichaje, el nuevo y renovado PSG de Ancelotti reclutaría por fin a una estrella con la que dar lustre al proyecto de sus dueños cataríes, que sueñan con que el club brille entre los grandes de Europa, tras los fichajes truncados del inglés David Beckham, que terminaba contrato con Los Ángeles Galaxy, y del brasileño Alexandre Pato (Milan).

El único fichaje de máxima envergadura del PSG hasta el momento ha sido de Ancelotti, que atesora uno de los mejores palmarés que se pueden encontrar en un banquillo: dos Ligas de Campeones, un scudetto, una Premier League, un Mundial de Clubes y dos Supercopas de Europa.

El italiano, destituido del Chelsea en verano, fue el primero en avalar la estrategia que dirige desde los despachos y las salas de prensa Leonardo.

Su llegada, a costa de Antoine Kombouaré, parecía que iba acompañada del fichaje del siempre mediático Beckham.

Refugiado en el fútbol estadounidense, el inglés terminaba contrato y se dejaba seducir por los cantos de sirena del PSG, donde podría haber intentado ganarse una plaza en la selección inglesa de cara a los Juegos Olímpicos de Londres.

Pero la falta de entusiasmo de Ancelotti y el confort de su familia en Estados Unidos frustraron el anunciado fichaje y el PSG apuntó entonces hacia Pato, de 22 años, que no está cuajando una gran campaña en Italia.

Sin embargo, el propio jugador cerró las puertas al fondo de inversión catarí que controla el PSG al asegurar que Milán es su casa y que no tenía intención de abandonar el club rossonero, influido, según los medios galos, por el padre de su novia, propietario del club y exprimer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Fue entonces cuando el PSG, que entre medias ató al ex del FC Barcelona Maxwell, emprendió la ofensiva por Tévez, mientras siguen sonando nombres como el del brasileño Kaka (Real Madrid).