Público
Público

Los psicólogos, a favor de un protocolo de atención

Los expertos reconocen varios errores tras la tragedia aérea de Barajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Satisfacción pero con matices. El Colegio de Psicólogos de Madrid (CPM) explicó ayer cómo fue la asistencia psicológica a los familiares de las 154 víctimas mortales del accidente aéreo de Barajas. Y aunque el balance final es satisfactorio, hay aspectos 'manifiestamente mejorables' que deberían evitarse en el futuro.

El presidente de los psicólogos madrileños, Fernando Chacón, solicitó ayer 'la creación de un protocolo de coordinación de atención psicológica específica' en casos de grandes catástrofes y situaciones excepcionales de emergencia, como la tragedia de Barajas. Chacón criticó que dicho protocolo no se implantara en una gran ciudad como Madrid después de los atentados islamistas del 11-M, y recordó que en algunas comunidades autónomas ya existe. 'No podemos estar a la suerte o a la buena voluntad de los psicólogos. Debería haber un protocolo más adecuado para actuar de forma coordinada', remachó. Por eso, exigió una colaboración entre todas las instituciones para ponerlo en marcha en un futuro.

No fue la única denuncia de Fernando Chacón, quien también lamentó el método que se usó para comunicar a las familias el fallecimiento de sus seres queridos. 'Reunir a todos los familiares en una sala y leer en voz alta los nombres de los supervivientes no es la mejor forma de transmitir la noticia', aseguró el presidente del CPM. Y añadió: 'Pasó el 11-M y ha vuelto a pasar ahora'. Para el experto, lo más adecuado es informar a los afectados 'de forma individual y personalizada'.

Pero no todo fueron reproches. Acompañado por varias psicólogas, Chacón explicó que 183 psicólogos voluntarios se encargaron durante diez días de las necesidades de las familias de las víctimas. Fueron 1.650 horas de atención psicológica, en turnos de ocho horas de trabajo. 'Estábamos por si acaso', señaló Mónica Pereira, una de las profesionales que estuvo presente en la morgue que fue el recinto ferial de Ifema. 'Nuestra misión era acoger su rabia y su pena, y devolverles comprensión y cariño', indicó.

Los expertos insistieron en que, en este tipo de situaciones, es básico proteger la intimidad de las familias. 'Sólo interveníamos en caso de que tuvieran un desbordamiento emocional', relató Pereira.

 

Por otra parte, el Comité Asesor del Plan de Emergencias Aeronáuticas del Aeropuerto de Barajas se reúne hoy para analizar cómo se actuó tras el accidente. Según AENA, se trata de una reunión de carácter ordinario, cuyo objetivo es el de analizar las medidas adoptadas y buscar 'posibles mejoras' al plan de actuación, informa Efe.