Publicado: 06.03.2014 19:07 |Actualizado: 06.03.2014 19:07

El PSN acata pero no comparte la orden de Ferraz y renuncia a la moción contra Barcina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hasta ayer mismo, los miembros de la dirección del PSN insistían en que su único objetivo era que el próximo 25 de mayo a la vez que las elecciones europeas los navarros pudieran elegir también un nuevo Gobierno foral. Pero hoy, después de que la Ejecutiva federal les haya prohibido presentar o apoyar cualquier moción, los socialistas navarros han decidido anteponer el interés del partido en Madrid a su propia estrategia política. Lo han hecho aprobando en su Comité Regional un acuerdo (ver PDF) en el que acatan pero muestran su disconformidad con la orden de Ferraz.

Fue el propio secretario general de los socialistas navarros, Roberto Jiménez, el que ya hace varias semanas aseguró que si la Comisión de Investigación que tuvo lugar en el Parlamento de Navarra demostraba las sospechas que sobrevolaban sobre la vicepresidenta de la comunidad, Lourdes Goicoechea, su partido lucharía por la dimisión de la presidenta, Yolanda Barcina, e incluso presentaría una moción de censura para despojarla del poder. 

Con ese objetivo, Jiménez mantuvo hasta ayer una ronda de contactos con todos los grupos políticos navarros —a excepción de Bildu, UPN y PP—. Hasta hace menos de 24 horas su equipo insistía en que su objetivo era la moción de censura. Pero a última hora del miércoles la dirección federal en manos de Alfredo Pérez Rubalcaba optaba por sucumbir ante las presiones de la derecha, que lleva días alardeando que cualquier moción supondría que los socialistas compartirían estrategia con Bildu simplemente por el hecho de que la coalición abertzale votaría a favor de dicha iniciativa.

Ferraz zanjaba cualquier opción: a través de un comunicado, prohibía al PSN presentar la moción o apoyarla en cualquier caso, para no coincidir con los independentistas. Hoy, la Comisión Ejecutiva del PSN ha acordado esta tarde acatar esa prohibición. Y así lo ha defendido ante el Comité Regional que se ha reunido durante cerca de cuatro horas en medio de una inusual expectación mediática.

El de hoy ha sido un debate intenso entre los miembros del máximo órgano de decisión del partido. Tanto es así que la dirección del PSN ha impedido que un grupo de dirigentes del sector crítico presentase una propuesta de resolución en la que se pedía tanto la puesta en marcha de la moción de censura así como promover elecciones anticipadas en Navarra. Este sector crítico ha intentado presentar ese texto en la que también se pedía la dimisión de Jiménez y el resto de los miembros de la Ejecutiva, así como la convocatoria de primarias para elegir a su sucesor. 

Pero finalmente han triunfado las tesis oficialistas. Así, el Comité Regional ha aprobado el acuerdo planteado por la Ejecutiva por 80 votos a favor (60,6%), 7 en contra (5,3%) y 45 abstenciones (34%) acatando la orden de Ferraz pero mostrando su disconformidad con misma."El PSN-PSOE es una federación del PSOE y actuará como tal acatando estatutariamente las decisiones del Partido, pero a su vez manifiesta su disconformidad con la decisión tomada por la Comisión Ejecutiva Federal de no presentar una moción de censura a los solos efectos de convocar elecciones el próximo 25 de mayo", apunta el texto.

A pesar de la evidente falta de coherencia entre lo defendido hasta ayer mismo, Roberto Jiménez ha salido vivo del cónclave, si bien se mantiene al frente de un partido con un importante sector interno y con un evidente déficit de credibilidad.  A última hora del jueves, la Ejecutiva federal del PSOE hacía público otro comunicado en el que "valora positivamente" la decisión de los socialistas navarros.

Varios cientos de personas se han concentrado esta tarde frente a la sede del PSN en Pamplona, donde se ha reunido el Comité Regional de los socialistas navarros, para protestar por lo que califican de "marzazo" del PSOE.

Con esta expresión, el sindicato se refiere a la decisión ayer de la dirección federal del PSOE de impedir que los socialistas navarros presenten la moción de censura contra la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, anunciada por el secretario regional del PSN, Roberto Jiménez.

Los concentrados lanzan consignas contra la presidenta Barcina y los dirigentes del PSN, al tiempo que exhiben pancartas en la que se leen frases pronunciadas por Jiménez en los últimos días, como la siguiente: "El PSOE en Navarra soy yo".