Público
Público

El PSOE acusa al PP de no tener sentido de Estado

Blanco acusa a Rajoy de no importarle "que se derrumbe el edificio financiero con tal de quedarse con el solar". De Cospedal pide una comisión de investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE sabe que en la guerra total declarada por el PP al Gobierno por la crisis económica ni siquiera se iba a salvar la intervención de Caja Castilla La Mancha (CCM). En las filas socialistas ha sentado mal que los conservadores 'jueguen con las cosas de comer', generando 'alarma social' en una decisión tan sensible como la de tomar las riendas de una entidad financiera por primera vez en casi 16 años.

La indignación contra el partido de Mariano Rajoy la asumió ayer, tras la reunión de la Ejecutiva socialista, José Blanco: 'Al PP no le importa que se derrumbe el edificio financiero con tal de quedarse con el solar. Actúa de forma irresponsable al llamar a la desconfianza'. Y el mayor culpable, señaló, es el portavoz económico de los conservadores, Cristóbal Montoro, 'que dijo una cosa en febrero [que había que intervenir CCM] y ahora dice la contraria'.

El vicesecretario general del PSOE intentó dejar en evidencia la 'carencia de sentido de Estado' de Rajoy: 'Me produce desasosiego tanta irresponsabilidad del PP.'

Por lo demás, Blanco reforzó el mensaje de serenidad que el Gobierno trasladó desde el primer minuto. Con el rescate de la caja, destacó, CCM 'se ha convertido en la entidad más segura del país'. Se trata del mismo mensaje que intentó trasladar ayer desde Toledo el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. No obstante, este fue más allá e indagó en las causas que han llevado a la caja a la situación actual. A su juicio, no se deriva de ningún problema patrimonial, sino de la falta de liquidez provocada por la caída del sector inmobiliario.

Para Barreda, a los anteriores elementos se suma el hecho de que CCM ha contado con otro factor a la hora de superar la falta de liquidez. Así, se refirió a 'una campaña de descrédito, de acoso y derribo de algunos sectores', que no quiso precisar para no entrar a participar en lo que calificó de una 'ceremonia de la confusión'.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, recogió el guante lanzado por Barreda y tildó de 'irresponsables' sus declaraciones. Preguntada en cuatro ocasiones por la posible corresponsabilidad de su partido en la situación de la caja, dado que hasta hace un mes el PP mantenía a sus consejeros, defendió a los suyos. A su juicio, estos están libres de culpa al haber presentado en su día la dimisión 'por falta de información'.

La también presidenta del PP de Castilla-La Mancha aseguró que su partido ha solicitado una comisión de investigación para conocer qué responsabilidades políticas y de los gestores pueden derivarse. De Cospedal mantuvo que la ley recoge que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene la obligación de la inspección y el control de la Caja. Minutos antes, Barreda había asegurado que las competencias de los gobiernos autonómicos en la supervisión de las cajas son 'muy limitadas'.

Las Cortes de Castilla-La Mancha han convocado para este jueves un pleno para celebrar una comparecencia, a petición propia, del Gobierno regional. También se debatirá la petición de comisión de investigación que ha solicitado el Grupo Popular.

Fuentes próximas a Barreda se extrañaron ayer de que el PP pida una comisión de investigación con los antecedentes de la que se celebró en Madrid con motivo del espionaje. Además, recordaron que todas las acciones de Gobierno de la Caja fueron aprobadas por unanimidad, lo que implica que contaron con el respaldo del PP. 'A ver si quieren investigarse a sí mismos', añadían.

Mientras, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, consideró que, 'cuando se sepa todo' en relación con la gestión en CCM, el camino que le quedará a Barreda será 'el de la dimisión'.