Público
Público

El PSOE andaluz carga contra el "gamberrismo" del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE recriminó ayer al PP el lío que montó en el Pleno parlamentario del jueves, en el que los diputados conservadores lograron a base de gritos y descalificaciones que el parlamentario socialista José Muñoz no pudiera acabar su intervención. El PP dio su espectáculo precisamente el día en que la Cámara aprobó una batería de medidas de transparencia, que pretenden responder a las demandas de mayor calidad democrática expresadas por el movimiento 15-M. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lamentó que los conservadores prefirieran “el grito a la palabra, que es lo menos democrático que hay” para expresar su rechazo a la incompatibilidad del cargo de diputado y alcalde que promueven PSOE e IU.

La presidenta de los socialistas andaluces, Rosa Torres, también arremetió contra la actitud de los conservadores, que tachó de “gamberrismo político”. “Ha sido difícil escuchar y debatir más allá de los espectáculos que monta el PP”, dijo Torres. “Es complicado buscar el consenso –agregó– cuando se recibe al portavoz socialista en la Cámara con un abucheo generalizado, cuando se le impide el uso de la palabra y armar un discurso ante los gritos lanzados desde la bancada del PP de ‘fuera, fuera’ o ‘cállate”.

Torres remachó: “El PP quiso hacer causa de la única medida que no han aprobado, la de la incompatibilidad de los cargos de alcalde y diputado, una medida que ellos mismos vienen aplicando en Galicia, donde la tienen recogida como norma en la ley electoral, y que el propio Javier Arenas propugnó en Andalucía desde 2004 a 2008 con el eslogan ‘una persona, un cargo’”.El coordinador del área económica del PP-A, Rafael Carmona, replicó al PSOE que “gamberrismo político” es tratar de impedir que los alcaldes del PP elegidos por los ciudadanos se hicieran una fotografía en el interior del Parlamento. Sin embargo, esta foto se hizo sin mayores problemas.

Pactada con todos

El líder nacional del PP, Mariano Rajoy, ayer en Granada, también criticó la incompatibilidad y afirmó que “la ley electoral es una regla de juego y debe ser pactada con el acuerdo de todos”. “No se puede cambiar por mayoría”, dijo, en alusión al acuerdo entre el PSOE e IU para aprobar la norma. Según Rajoy, “no tiene explicación que un alcalde pueda ser eurodiputado y no diputado en Sevilla”.  

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, fue más allá. Instó a Griñán a no confundir las incompatibilidades con las “cacicadas” y censuró que PSOE e IU pactaran excluir a los alcaldes del Parlamento andaluz “cuando pueden estar en el Parlamento Europeo, en el Congreso y en el Senado. “Las grandes cacicadas hay que combatirlas por tierra mar y aire y este caso es una gran caciacada que combatiremos desde el Parlamento, si podemos ir a la justicia y por supuesto en la calle”, afirmó.

“No está la democracia española ni andaluza para que las instituciones se utilicen para venganzas por no haber ganado las elecciones municipales”, añadió Arenas, que volvió a sacar a colación el escándalo de los Expedientes de Regulación de Empleo irregulares para pedir la dimisión del presidente. “En torno a él merodea la presunta prevaricación”, dijo.