Público
Público

El PSOE asegura que recupera el voto indeciso al calar el mensaje de Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité Electoral del PSOE considera que, a un mes de las elecciones generales, se ha producido un punto de inflexión en la precampaña y está empezando a recuperar el voto indeciso al calar el mensaje de su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Esta conclusión del órgano electoral socialista será trasladada hoy a los coordinadores provinciales de la campaña del PSOE por la directora de la misma, Elena Valenciano, en una reunión en la que les presentará también en lema de esa campaña.

El Comité Electoral, según han informado a Efe fuentes de la dirección socialista, ha apreciado ese cambio de tendencia en el electorado en los últimos días.

Una consecuencia, asegura, de que el electorado progresista empieza a ser sensible a los ejes de la campaña de Rubalcaba: denuncia de los recortes masivos del PP, defensa del Estado de bienestar y de los servicios públicos, rechazo a la acumulación de poder en manos de la derecha, y proyecto de futuro para salir de la crisis con un modelo de sociedad más justo y equilibrado.

Para los socialistas, se ha consolidado la idea de que la crisis económica es global y muy grave y no se va a resolver con las elecciones ni en los próximos meses.

De forma paralela, consideran que, ante la incertidumbre económica, el electorado se muestra cada día más inquieto por el futuro de su propio bienestar y de servicios públicos esenciales como la educación, la sanidad, la cobertura por desempleo o las pensiones.

Al respecto, las encuestas cualitativas que maneja el Comité Electoral del PSOE muestran que los indecisos del PSOE pueden seguir todavía molestos con su partido, pero están cada vez más preocupados por su futuro.

Por todo ello, el equipo de Rubalcaba considera que la estrategia de campaña está siendo acertada y empieza a dar sus frutos.

"Tenemos mucha gente cabreada que no sabe si votarnos, pero estamos seguros de que la recuperaremos porque empieza a darse cuenta de lo que está en juego", han señalado las fuentes de la dirección socialista.

El cambio de tendencia aseguran que se nota en toda España, pero subrayan que en Andalucía y Cataluña la recuperación es más acentuada.

Para el PSOE, la denuncia de los recortes del PP ha tenido mucho impacto y, de hecho, el propio Mariano Rajoy ha intentado contrarrestarla hablando de las medidas de ajuste del Gobierno.

Los responsables de la campaña socialista han evaluado otro síntoma que se deduce de las encuestas: la progresiva preocupación de los electores progresistas por la excesiva acumulación de poder en manos del PP.

Para los expertos en demoscopia que trabajan en la campaña socialista, los españoles tienen aún muy presente "el nefasto recuerdo de la mayoría absoluta de Aznar, ligado a la guerra de Irak, a las mentiras del 11M, al recorte de derechos y a la prepotencia de la derecha".

Con todos esos análisis, el Comité Electoral ultima los detalles de la recta final de la campaña y pretende reforzar sus mensajes sobre los aún numerosos progresistas indecisos, hacer hincapié en que estas elecciones son las más importantes desde 1977 y advertir de que está en juego el sistema de convivencia y cohesión social.