Público
Público

El PSOE cree más igualitario suprimir la preferencia del apellido paterno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, cree que suprimir la histórica preferencia del apellido paterno al registrar el nombre de un recién nacido es "más igualitario y democrático" porque reafirma el "principio de igualdad" y proclama la libertad de los padres para la inscripción.

Alonso ha ratificado su respaldo a esta novedad incluida en el proyecto de ley de Registro Civil, en trámite de enmiendas en el Congreso, según la cual cuando haya desacuerdo entre los progenitores al decidir el orden de los apellidos, el hijo llevará el apellido del padre o de la madre según su orden alfabético.

Más allá del hecho de que los casos de discrepancia a la hora de la inscripción sean muchos o pocos, el portavoz del grupo socialista ha insistido en rueda de prensa en que el sistema propuesto es "muy razonable", sobre todo porque reafirma los principios de "libertad" de elección de los padres y de "igualdad" entre los progenitores.

Y ha añadido que se pretende evitar discriminación por razón de sexo y seguir un "criterio objetivo", el del orden alfabético, para los casos de falta de acuerdo entre los padres.

El portavoz de ERC en la Cámara, Joan Ridao, ha indicado, no obstante, que una reforma como ésta puede generar "algún problema de inseguridad jurídica", si bien, según sus palabras, ha considerado que será "muy excepcional" que el padre y la madre no lleguen a un acuerdo. Por tanto, ha sentenciado, no le parece mal.

De modo similar se ha expresado el diputado de CiU Jordi Jané, quien ha recordado que el orden de los apellidos, por acuerdo de los padres, ya viene tipificado en una ley de 1999.

La reforma que ahora plantea el Gobierno alude a ese caso de no acuerdo de los padres, algo que Jané también ha reconocido que será "muy difícil" que ocurra.

CiU ha eludido anticipar si está conforme o no con esa modificación, ya que esperará al debate en la Comisión de Justicia.

Desde Izquierda Unida, su portavoz en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha dicho que la iniciativa del Gobierno constituye para su partido una preocupación "menor", sin oponerse a que se debata, y ha alertado de que puede traer consigo "situaciones chuscas" debido a la desaparición de ciertos apellidos.