Publicado: 27.01.2014 15:16 |Actualizado: 27.01.2014 15:16

El PSOE cree que paralizar la privatización de la sanidad en Madrid es "pararla en toda España"

Ante el auto del TSJM, Óscar López considera la batalla ganada y exige a Ignacio González que retire de inmediato la medida para externalizar seis hospitales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una decisión "histórica". Así ha definido el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, el auto hecho público por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por el que mantiene la medida cautelar de suspensión de la privatización de seis hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, desestimando así el recurso interpuesto contra una decisión similar por parte del Gobierno presidido por Ignacio González.

López ha considerado que lo que ha dicho hoy el tribunal madrileño supone una "excelente noticia" para todos los defensores de la sanidad pública, porque según ha afirmado "paralizar la privatización en Madrid es paralizarla en toda España". A pesar de que el proceso sigue abierto, y de que se trata de una medida cautelar la que ha ratificado el TSJM, el PSOE ha asegurado que es "fundamental ganar esta batalla en Madrid" porque cree que crea precedente en toda España.

En rueda de prensa, el número tres de los socialistas ha querido felicitar a "todos los que se han movilizado" desde las mareas blancas, para tratar de evitar esta privatización, así como a los profesionales de la sanidad de esos seis hospitales cuyos servicios la Comunidad de Madrid pretende externalizar. Porque, según ha dicho, "si hay algo querido en este país eso es la sanidad pública".

"Estábamos frente a algo que no se había producido antes en este país", ha insistido López, que ha recordado iniciativas puestas en marcha por el PP como el copago sanitario, el recorte de 7.000 millones de euros en los presupuestos destinados a sanidad, o finalmente estos intentos privatizadores. Todo se ha ido al traste, según él, con la decisión adoptada hoy por el TSJM. En consecuencia, ha reclamado al Ejecutivo de González que "retire la medida que tenía en marcha" y no deje así que el caso llegue al Tribunal Supremo, última instancia judicial que tendría voz en el proceso judicial abierto a raíz de la denuncia presentada por el PSM.