Público
Público

El PSOE dará la batalla con las pensiones en sus campañas del 21-O

Los socialistas dan por hecho que ante "evidencias" como la caída de los ingresos por el aumento del paro, o la condicionalidad del nuevo rescate, Rajoy tocará las jubilaciones después de las elecciones en Euskadi y Galicia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Durante su intervención en el debate de investidura del pasado 20 de diciembre, el hoy presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insistió machaconamente en que se encontrara lo que se encontrara al llegar a La Moncloa su equipo recortaría en todo, excepto en las pensiones. Nueve meses después, el Ejecutivo ha metido la tijera en todas las partidas de los Presupuestos generales. Ha reducido el poder adquisitivo de los españoles con la subida del IVA que dijo que no aplicaría y, como consecuencia de los recortes, ha dificultado el acceso de los ciudadanos a servicios básicos como la educación o la sanidad que aseguró que no tocaría.

A pesar de todos esos 'sacrificios' la situación de la economía española no deja de empeorar. Por eso, desde el principal partido de la oposición se preguntan: '¿Qué será lo próximo?'. En los últimos días, numerosos dirigentes del PSOE han concluido sin atisbo de duda que 'lo próximo serán las pensiones'. Este miércoles fue el secretario de Organización de los socialistas, Óscar López, el que aseguró que desde su partido tienen 'los peores temores' acerca de una posible reforma en las partidas de las jubilaciones.

El PSOE considera que, en todo caso, esa modificación no llegará hasta después de las elecciones autonómicas previstas en Euskadi y Galicia el 21 de octubre. Y los socialistas están decididos a dar la batalla por este asunto durante la campaña electoral. El partido lanzará en ambos territorios un mismo mensaje: votar a la derecha supondrá el fin del sistema de las pensiones tal y como se conoce en la actualidad.

Fuentes de la cúpula del principal partido de la oposición insisten en que las elecciones andaluzas suponen un 'precedente' en la manera de actuar del PP. En esa ocasión, los conservadores hicieron campaña sin anunciar que sólo cinco días después de los comicios aprobarían los Presupuestos más austeros de la democracia, que provocaron retrocesos sociales y que vaticinaron la subida de impuestos.

'Tenemos la sospecha que ahora va a ocurrir lo mismo que con las andaluzas' insiste un destacado miembro de la Ejecutiva de Alfredo Pérez Rubalcaba, aludiendo al 'engaño' a la ciudadanía que supondría acudir a las urnas sin conocer los planes reales de sus representantes. 'Todo apunta a que Rajoy ha visto lo que le viene encima y quiere mantener su respaldo en las urnas antes de aprobar nuevos ajustes', insiste.

Durante la precampaña de las elecciones en la que ya estamos inmersos, y durante la campaña que comenzará el próximo 5 de octubre, los socialistas se esforzarán por trasladar a sus votantes en actos y mítines 'las evidencias' que les hacen pensar que tras el 21-0 se producirá una reforma en el sistema de pensiones. Desde Ferraz señalan, entre otras certezas, la 'fuerte caída de ingresos' que registra la administración pública, que está agravada con el aumento del paro y, por tanto, con la reducción del número de cotizantes a la seguridad social. 

La dirección del PSOE advierte, además, de que el PP ya está preparando el terreno para esa reforma del sistema de pensiones. Citan, como ejemplo, las palabras del secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, que ayer no descartó que el Gobierno tenga que tirar del Fondo de Reserva para poder pagar las pensiones de los próximos meses. Los socialistas recordarán, asimismo, que el inminente rescate de la economía española 'tendrá condicionalidad', por lo que no descartan que uno de esos requisitos sea una bajada en las retribuciones por jubilación.