Público
Público

PSOE e IU abandonan la Asamblea mientras hablaba Aguirre

Los diputados del PSOE e IU han han querido protestar así por el cierre de la Comisión de Investigación sobre el supuesto espionaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los diputados de PSOE e IU que hoy se encontraban en el pleno de la Asamblea de Madrid abandonaron el hemiciclo después de las preguntas de la oposición a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en protesta por el 'cierre en falso' de la Comisión de Investigación por la presunta trama de espionaje que acoge el Parlamento regional. Mientras Aguirre estaba en uso de la palabra, aludiendo a los casos de imputados en las filas socialistas, todos los diputados de la oposición, salvo las portavoces, Maru Menéndez e Inés Sabanés, se levantaron en silencio y han salido del pleno.

Este plante se produce un día después de que el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, se convirtiera en el último compareciente de la comisión de investigación de los espías, en contra de los deseos de la oposición.

La comisión cerró ayer sus sesiones de comparecencias después de que los populares consideraran que ya está esclarecido el objeto de la comisión, pues los presuntos partes de seguimientos, consideran, se han revelado falsos.

El portavoz adjunto del PSOE, Adolfo Navarro, afirmó en los pasillos de la Cámara que los diputados abandonaron el hemiciclo para manifestar 'su rechazo y profunda indignación democrática por cerrar la comisión tras cuatro miserables días' cuando, además, el PP aprobó ampliar la comisión hasta el 31 de marzo. 'No le vamos a consentir a Aguirre que pisotee los derechos de los ciudadanos y que se niegue a esclarecer la verdad de la trama de espionaje', destacó.

Ya en los pasillos de la Cámara, la portavoz socialista, Maru Menéndez, explicó que abandonaron el hemiciclo por el 'atropello democrático e institucional del PP en relación a la trama de espionaje y al cerrojazo a la comisión de investigación', pero reseñó que mantuvieron la presencia de los grupos en las figuras de las portavoces de la oposición, que permanecieron en el hemiciclo. Menéndez tildó de 'atropello que no tiene precedentes' la evolución de la Comisión de Investigación, que tan sólo ha contado con cuatro jornadas con comparecencias que han permitido escuchar a once invitados.

La portavoz de IU, Inés Sabanés, aseguró que la situación es 'un aviso clarísimo y un mensaje a la presidenta regional' para decirle que 'las instituciones son de todos', que la 'Asamblea tiene que preservar su carácter de autonomía'. Además, defendió que 'la dignidad de los diputados no puede ser vulnerada' y que 'los reglamentos no se pueden utilizar para acomodarlos para las previsiones del Gobierno regional'.

En el lado opuesto se expresó el popular David Pérez, que consideró que lo 'no puede hace un partido político como el PSOE es seguir faltando el respeto a las instituciones' e 'incumplir su obligación de comparecer en esta Cámara'.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado hoy en la Asamblea que 'por supuesto' que piensa asumir responsabilidades políticas en relación a los imputados en el caso Gürtel, si bien ha subrayado que ningún diputado de su grupo parlamentario está 'imputado', y del PSOE, sí.

'Yo siempre haré lo contrario a lo que hacen los socialistas. En estos bancos no hay ningún diputado imputado, en ese sí; pero para ustedes hay barra libre y los del PP ya están condenados', le ha dicho Aguirre a la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, en el pleno de la Cámara.

La presidenta ha destacado que el Partido Socialista de Madrid (PSM) 'tiene a su número dos imputada por prevaricación' y ha criticado que 'salga el número uno (Tomás Gómez) y diga que es prevaricación administrativa'.

'Hace falta tener desprecio a los ciudadanos, que es lo que tienen ustedes. Un poquito más de rigor', ha aseverado. Aguirre se ha referido además al alcalde socialista de Pinto 'imputado por cohecho', al de Leganés y al de Getafe, a los que el PSOE sigue 'apoyando'.