Público
Público

El PSOE exigirá un gran pacto social contra Rajoy si este no acepta el plan de Rubalcaba

El texto propuesto por el líder socialista "está para quedarse", insisten desde su entorno más cercano. Los diferentes sectores del partido reconocen que el borrador ha permitido que se dejen ver sus propuestas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El plan de reactivación de la economía presentado esta semana por el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha conseguido aparcar a un segundo plano el turbulento y recurrente debate interno acerca de las primarias. Incluso los más acérrimos defensores de la consulta interna reconocen ya el 'acierto' de la Ejecutiva del partido a la hora de presentar la iniciativa que nació como respuesta al Programa Nacional de Reformas aprobado por el equipo del presidente, Mariano Rajoy, el 26 de abril. 

'Por fin se habla de nuestras propuestas', se felicita un parlamentario socialista que destaca que el debate que mantuvieron ayer en el Congreso tanto Rubalcaba como el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, estuvo centrado en gran parte en ese plan que contempla destinar más de 30.000 millones del dinero recibido desde la Unión Europea a la mejora de la economía. 'Hasta en Europa hablan de nuestras ideas', recalca otra diputada, en referencia a la respuesta que recibió el PSOE de la Comisión Europea, que el lunes dijo que su dinero sólo se podrá destinar a la reestructuración del sistema financiero. 

Y si en algo coinciden los parlamentarios consultados por este diario, algunos más cercanos a la labor de oposición de Rubalcaba y otros más criticos, es que el plan que Ferraz ha puesto encima de la mesa del Gobierno es una propuesta 'muy bien formada'. Pero de lo que tampoco dudan unos y otros es de que el equipo que dirige Mariano Rajoy rechazará de plano un pacto que suponga modificar aunque sea un ápice el rumbo 'austericida' de su política económica.

Por eso, el partido ya piensa en un plan B en el caso de que, en efecto, en las próximas semanas se constate que el Gobierno no está dispuesto a cambiar ningún aspecto de su labor de los últimos 17 meses. El razonamiento es el siguiente: si Rajoy no quiere llegar a un gran acuerdo con el PSOE para crear empleo e impulsar el crecimiento, los socialistas deberán alcanzar otro contra el Ejecutivo. 'El pacto va a tener que ser con la sociedad', afirma uno de los parlamentarios consultados. 

Esta propuesta también la comparte el equipo más cercano a Rubalcaba. Fuentes de la Ejecutiva consultadas por Público advierten a Rajoy de que 'el plan ha nacido para quedarse', por lo que la dirección del partido sí mantendrá el texto encima de la mesa 'hasta que el Gobierno diga oficialmente que no'. Esperarán, por lo menos, a que el Ejecutivo reciba el texto que enviará Ferraz con propuestas concretas y a la próxima reunión con los sindicatos. Si entonces Rajoy sigue en sus trece 'se convocarán las reuniones oportunas para tantear si se puede articular una alternativa' al Gobierno.

La cúpula socialista recuerda que el texto inicial esta abierto a 'discusiones' o debates, pero recalca que no es aceptable la negativa rotunda del Ejecutivo, manifestada ayer con la 'soberbia' del propio Rajoy en el Congreso. Pero las fuentes más cercanas a Rubalcaba siguen esperanzadas porque, dicen, Moncloa recibe 'muchas presiones de los empresarios' en favor de un gran pacto nacional que promulgue el crecimiento. La idea sería englobar a todos los partidos políticos que se han opuesto a los recortes y sentarlos en una mesa junto con las principales centrales sindicales y las diferentes organizaciones ciudadanas.