Público
Público

El PSOE lanza una gran ofensiva social

El partido busca ganar complicidades para "reinventar" España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Ejecutiva del PSOE, bajo la dirección de Leire Pajín, ha puesto en marcha un 'plan de acción' para lograr la complicidad de la llamada sociedad civil con el proyecto del Gobierno de impulsar el cambio de modelo económico.

'Para cambiar España necesitamos a todos los españoles', es la premisa que sustenta esta ofensiva social, que tiene tres objetivos: 'escuchar' las propuestas de los sectores implicados, 'explicar' la posición de los socialistas y 'poner en valor' las iniciativas del Gobierno para afrontar la crisis.

El documento que establece las pautas del 'plan de acción' subraya que el cambio del modelo productivo 'debe pasar por una transformación total de la sociedad y por el desarrollo de un nuevo concepto de responsabilidad', de modo que ha de plantearse como 'un reto de país', singularmente en aspectos como la lucha contra el cambio climático y la búsqueda de la eficiencia energética. A este respecto, se señala que el 40% de las emisiones de CO2 'provienen de acciones que hacemos los ciudadanos todos los días'.

El argumentario reseña que 'la lógica' de la economía verde que impulsa el Gobierno 'es triple', ya que permitirá modernizar la economía, reducir la dependencia energética del país y luchar contra el cambio climático, 'el fallo de mercado más importante de este siglo'.

El documento interno sostiene que lo que califica de 'nuevo keynesianismo verde' no se justifica sólo medioambientalmente, sino principalmente en razones económicas y sociales: 'Al conectar a la gente que más necesita trabajar con el trabajo que más se necesita hacer, estamos articulando una misma estrategia para luchar contra el cambio climático y contra el desempleo'.

El PSOE atribuye la recesión a 'una doble crisis provocada por el modelo neoliberal y desregulador que ha dominado la ideología y las políticas en el mundo desde los años de Reagan y Thatcher'. Si a los ex mandatarios estadounidense y británica se los identifica como principales responsables de la crisis financiera, el desplome inmobiliario que ha añadido una particularidad española a la crisis mundial se achaca a 'la desregulación del suelo establecida por Aznar en 1998'.

Ante la dimensión 'sin precedentes' de la crisis, el PSOE defiende que España debe 'reinventarse', afrontando 'una nueva gran transformación que le permita afrontar el futuro con confianza'. Y, ante ese reto, afirma que el PSOE 'tiene el deber histórico y la urgencia moral de actuar de nuevo como vanguardia de la sociedad', especialmente cuando el principal partido de la oposición adopta 'una postura insostenible y del pasado sobre la economía sostenible del futuro'.