Publicado: 06.01.2014 20:00 |Actualizado: 06.01.2014 20:00

El PSOE lleva a Europa el debate sobre la ley del aborto de Gallardón

Los socialistas españoles envían una carta a sus colegas europeos exigiéndoles su "cooperación" contra una norma que instaura "el miedo" y va "en contra de las mujeres"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ante el amplio rechazo que ha generado la reforma de la ley del aborto del Gobierno en el conjunto de la oposición e incluso entre algunos líderes del PP, el PSOE está decidido a convertir el debate sobre la mencionada normativa que acaba con el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo en una discusión que involucre a toda la Unión Europea. Con ese objetivo, la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, ha hecho llegar al presidente del Partido de los Socialistas Europeos (PSE), Sergei Stanishev, una carta en la que le exige que se comprometa en esa lucha contra el anteproyecto estrella del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. 

En la misiva (ver PDF) fechada el pasado día 3, a la que Público ha tenido acceso, la mano derecha de Alfredo Pérez Rubalcaba, que es además la vicepresidenta del PSE, exige a sus colegas europeos su "solidaridad y cooperación" para hacer frente a un más que probable cambio de ley en España que si sigue las directrices del anteproyecto del Gobierno acabará con el derecho de las mujeres a interrumpir voluntariamente sus embarazos. "Necesitamos que nuestros colegas europeos socialistas luchen con nosotros contra este proyecto de ley, que simplemente no es razonable ni respetuoso con las mujeres", considera Valenciano.

La número dos del PSOE sostiene que con el hecho de que el texto del Ejecutivo pretenda eliminar la posibilidad de que una mujer aborte incluso si se detectan malformaciones graves en el feto hace que España retroceda "más de treinta años", llegando a ser así "la excepción en Europa" al acabar con la ley socialista que hoy sigue vigente y que según explica "ha reducido el número de abortos" en el país. 

"Rajoy va a suprimir la libertad de las mujeres a decidir sobre su maternidad a cambio de un puñado de votos ultraconservadores", lamenta Valenciano en su carta, antes de denunciar que con la ley que pretende aprobar el Gobierno España se dirige "de nuevo a la clandestinidad y la edad del miedo". Los socialistas consideran que como antes de que se empezara a legislar sobre este derecho de la mujer, las que "se lo puedan permitir" viajarán "a otros países de la UE para interrumpir sus embarazos, mientras que las mujeres con menos recursos se verán obligadas a practicarlo en clínicas ilegales, sin garantías médicas o sanitarias, o serán forzadas a ser madres incluso en contra de su voluntad".

En conclusión, Valenciano insiste en que "esta no es una ley contra el aborto, se trata de una ley en contra de las mujeres". Y remacha que los socialistas españoles creen "en el derecho de cada mujer a decidir sobre su maternidad, y también en la igualdad de oportunidades". Por eso, dice, el partido luchará "con firmeza" contra la ley de Gallardón, y por eso reclama la ayuda de sus socios europeos. 

Éste, el debate sobre la reforma de la normativa sobre el aborto, centrará la Cumbre Europea sobre Derechos de la Mujer que prevé convocar el PSOE en las próximas semanas con la ayuda de los socialistas de la UE, y que se empezará a preparar este mismo miércoles durante la reunión del Consejo de Política Europea que el partido celebrará en Ferraz. Se trata de un órgano interno que según fuentes socialistas nace de la especialización del Consejo de Política Internacional y que estudiará, además, el Manifiesto Conjunto del Partido Socialista Europeo de cara a las próximas elecciones del mes de mayo, que se convertirá en el programa electoral de todos los socialistas de la UE.

Dicho Consejo está integrado por, entre otros, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López; la secretaria de Igualdad, Purificación Causapié; el secretario para la UE, Juan Moscoso; el líder de los socialistas españoles en Europa, Juan Fernando López Aguilar; el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Eduardo Madina; el expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell; o el exsecretario general de la OTAN, Javier Solana.