Público
Público

"El PSOE navega en la indiferencia con las corridas de toros"

Los antitaurinos gallegos piden a los ayuntamientos que se declaren abolicionistas y critican la ambiguedad de PSdeG y BNG

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:


La Fiesta, en Galicia, poco tiene que ver con el albero y mucho con las verbenas y otros festejos populares que suelen tener como actor, principal o secundario, las degustaciones gastronómicas. En Pontevedra, subsiste una plaza de toros. A Coruña cuenta con un espacio multiusos que se reconvierte para la ocasión en coso. Y, aunque rayanas en lo marginal, las plazas móviles permiten que contados pueblos rindan culto de cuando en vez a la tauromaquia. Pese a su inconsistencia, en comparación con otras regiones peninsulares, varios colectivos han mostrado su rechazo a que se celebren corridas en la comunidad gallega.

Rubén Pérez está detrás de Galicia, mellor sen touradas, una asociación —respaldada por un puñado de organizaciones antitaurinas y animalistas españolas y extranjeras— que ha lanzado una campaña, coincidiendo con este rígido invierno, para la abolición de los toros. 'Queremos concienciar a la ciudadanía y sacar este debate de la época estival, porque la industria taurina planea las corridas con antelación' (mapa antitaurino de España).

'Las mociones dependen de los concejales. Lo importante es que haya debate'

Así, ya han planteado a concejales de unos 25 ayuntamientos que presenten en los plenos municipales mociones para que se declaren en contra de los festejos antitaurinos. Una iniciativa, en realidad, simbólica.

Pérez es consciente de ello e insiste en que 'lo importante es que el debate exista'. No cuentan con las alcaldías del Partido Popular, aunque tampoco se hacen ilusiones con las gobernadas por PSdeG y BNG.

'En los municipios del PP, lo más lógico es que ni siquiera salga a pleno, pues consideran la tauromaquia una tradición y no se plantean otro argumento. En Pontevedra, nos parece raro que no quieran debatirlo, cuando el BNG ya ha presidido dos mociones sobre el tema en el Parlamento. En Cangas, podría haber una posibilidad, dado que gobierna un tripartito de izquierdas, pero depende del PSdeG', enumera el portavoz de Galicia, mellor sen touradas.

Aunque la campaña, denominada ¿Quieres que tu ciudad se declare abolicionista?, ha llegado hasta los ediles de pueblos como Narón, Noia, Ribadeo, Monforte, Redondela o Arteixo, la verdadera lucha de la asociación está en Pontevedra y en A Coruña. La primera está gobernada por el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores y la segunda, por el socialista Javier Losada. Ambos dependen de los votos de su socio político (PSdeG y BNG, respectivamente) para mantenerse en el poder, ya que las urnas no les proporcionaron el respaldo suficiente en 2007.

Ambas ciudades aglutinan hoy en día a la Galicia taurina. 'Pontevedra, con cinco días de festejos, es la única plaza que se mantiene en pie en la región, donde llegó a haber unas doce plazas fijas', recuerda Pérez, quien también pertenece a Libera!. 'Se fueron demoliendo y en algunas villas subsistieron festejos en plazas móviles'. La tauromaquia vivió un auge en A Coruña con Francisco Vázquez en el poder.

Corrían los años noventa cuando el socialista, actualmente embajador ante la Santa Sede, apostó por las corridas. 'Llevan unos años con sólo tres días de Fiesta. Cada vez se regalan más entradas; ya no hay rejoneo ni toreo cómico, y la asistencia es bastante pobre. La ocupación del Coliseo podría ser del 55%, según el ayuntamiento'.

'Estamos con la mosca detrás de la oreja porque el año pasado no hubo una declaración oficial y calculamos que hubo unos 10.000 o 11.000 asistentes', añade. 'Eso sí, contando los abonos como tres asistencias y no como una'.

Muchos municipios que, a lo largo de su historia reciente, han albergado espectáculos taurinos, ahora están en stand by, programan de manera intermitente o los han suprimido. Pérez cree que, en el caso de Noia, influyó la retirada de subvenciones por parte del consistorio porque 'tenían pérdidas'. De los ayuntamientos contactados, en A Coruña, Pontevedra, Sarria y Padrón se da muerte al animal'. Aunque, en la actualidad, sólo ocurre en las dos capitales.

'Galicia es una comunidad con muy poca tradición taurina. De hecho, es antitaurina: un 86% de la población rechaza o aborrece la Fiesta nacional, según una encuesta de Gallup 2002-2006. Existe una desintonía entre la población y los partidos', asegura Pérez, quien añade que 'se ven más a los políticos que van a la plaza que los que no'.

'Un 86% de la población gallega rechaza o aborrece la Fiesta nacional', según una encuesta de Gallup 

Bieito Lobeira (BNG) es uno de los que jamás pondrá un pie en el tendido. El parlamentario nacionalista exigió recientemente a la Xunta de Feijóo que evitase la presencia en Galicia de espectáculos 'que se fundamentan en el maltrato y la tortura hasta la muerte de seres vivos'. Lobeira dijo incluso que sólo un 3% de los gallegos, según la citada encuesta, se reconocía como aficionado o no contrario a las corridas. Sin embargo, a efectos prácticos, los dos municipios que celebran corridas cuentan con nacionalistas en sus corporaciones. 

'Nosotros hemos presentado una propuesta de moción en el registro municipal dirigida a concejales, para que ellos decidan si la llevan al pleno. Ahora depende de ellos, pero sabemos que el PSdeG navega en la indiferencia', asegura la plataforma antitaurina. 

En cuanto al BNG, el aval concedido a Losada en A Coruña significa un apoyo indirecto a la feria. Y, aunque el ayuntamiento de Pontevedra retiró sus ayudas, la Diputación —gobernada por el Partido Popular— sigue financiando los festejos. En Vedra, una pequeña localidad próxima a Santiago, una concejala nacionalista ha confirmado a la plataforma que llevará la moción 'al próximo pleno o al siguiente'. Mientras, Monforte rechazó el ofrecimiento. Su alcalde, el nacionalista Severino Rodríguez, aseguró que la moción antitaurina no se tratará en el pleno porque el objeto de este debate 'no es demasiado importante', informa Javier Salas.

Galicia, mellor sen touradas trabaja para cambiar esta percepción. Y, aunque en casos como el de A Coruña lo tiene crudo, no ahorrará en acciones para lograrlo, como cuando organizó un envío masivo de correos electrónicos al consistorio. Los remitentes eran 1.500 potenciales turistas de Estados Unidos y Reino Unido. Y su ausencia, por algo tan nimio como las corridas, debería preocupar a las autoridades coruñesas.