Público
Público

El PSOE pacta que el PP tenga cuatro presidencias de la comisión y dan pasos para renovar el CGPJ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP tendrá cuatro presidencias de comisión en el Congreso de los Diputados, las mismas que en la anterior legislatura, gracias a un acuerdo con el PSOE que además prevé adoptar diversas medidas para modernizar la Justicia y dar los primeros pasos para renovar el CGPJ y el Tribunal Constitucional.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha participado directamente en la gestión de estos acuerdos negociados hoy por el portavoz socialista, José Antonio Alonso, con la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, una de cuyas claves es el plan de modernización de la Justicia que está preparando su departamento.

Aceptada por el grupo popular la validez de esta propuesta, que se traducirá conjuntamente en unas "bases programáticas" pactadas, sigue pendiente cerrar la renovación del CGPJ, en funciones desde noviembre de 1996, y del Tribunal Constitucional.

Sin embargo, los dos portavoces han coincidido en que, sin hablar de número de vocales o cuotas, sí se han dado los primeros pasos para desbloquear la renovación de los órganos constitucionales, en un clima de "entendimiento" y diálogo bien diferente del "máximo desencuentro" que según el PP había antes de las elecciones.

El compromiso consiste en trabajar desde ahora mismo para conseguir un consenso sobre el Consejo General del Poder Judicial antes del verano, cuando finaliza el primer período parlamentario de sesiones, bajo unas premisas acordadas.

Se trata de que su composición refleje la "pluralidad" del mundo de la Justicia, la representatividad de los diversos agentes que trabajan en este ámbito, y de que la asignación de vocales obedezca a la representación de los grupos que los proponen, ha explicado Alonso.

El concurso de los dos partidos mayoritarios es fundamental para renovar el Consejo, puesto que es necesaria una mayoría de tres quintos en ambas Cámaras para designar a sus miembros.

En el caso del Tribunal Constitucional, una vez que su reforma ha sido avalada por el propio tribunal, el PSOE va a promover en el Senado el proceso para renovar los cuatro magistrados que corresponde elegir a la Cámara Alta a propuesta de los Parlamentos Autonómicos.

Ni Alonso ni Sáenz de Santamaría han querido condicionar expresamente la renovación de los órganos constitucionales a la consecución de un acuerdo para modernizar la Justicia.

Sin embargo, el portavoz socialista ha hecho hincapié en que para poder acometer de forma eficaz esta modernización es imprescindible contar con un CPGJ renovado, como "actor decisivo" en este proceso.

En la reunión de hoy el ministro Bermejo ha explicado sus planes, que exigirán compromisos presupuestarios, y que afectan a los sistemas de trabajo en los tribunales, a su informatización y a la necesidad de lograr una mayor coordinación.

En este sentido, la portavoz del grupo popular ha dicho que el objetivo del PP es que los próximos cuatro años se conviertan en la "legislatura de la Justicia", y ha asegurado que hoy se ha podido llegar "al fondo" de los problemas judiciales.

Tanto ella como Alonso han calificado de "fructíferas" las negociaciones abiertas ayer, en una larga reunión de más de seis horas, las cuales han culminado con otra entrevista de hora y media.

El PSOE y el PP han pactado también que los "populares" repitan las cuatro presidencias de comisión que tenían en la anterior legislatura: Presupuestos, Pacto de Toledo, Mixta para el control de RTVE y Mixta para la Unión Europea.

Según Alonso, el PP llegó a pedir seis presidencias, un número "excesivo" para los socialistas, que se reservan la mayoría de ellas y cederán alguna a formaciones nacionalistas como CiU.

Además se ha acordado adecuar las comisiones a la nueva estructura del Gobierno y crear una comisión no permanente dedicada al cambio climático, presidida por un socialista.

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino tendrá una una única comisión en el Congreso, y la Comisión de Fomento y Vivienda se dividirá en dos, dado que el Gobierno tiene carteras separadas en estas materias.