Publicado: 13.02.2014 21:45 |Actualizado: 13.02.2014 21:45

EL PSOE pide la destitución del director de la Guardia Civil por la tragedia de Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE ha exigido este jueves la destitución del director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y del delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, tras la comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sobre los sucesos en la frontera de la ciudad autónoma, concretamente en la zona de la playa de El Tarajal, lugar en el que fallecieron alrededor de una docena inmigrantes subsaharianos que intentaban pasar desde suelo del país vecino a territorio español.

El Secretario de relaciones institucionales del PSOE, Antonio Hernando, ha pedido en un comunicado la destitución de ambos cargos porque "la versión del ministro contradice la que había ofrecido el director de la Guardia Civil, quien había asegurado que no se había utilizado material antidisturbios contra los inmigrantes cuando estaban en el mar". Hernando considera "gravísimo" que en primer lugar "se diera la orden de disparar contra los inmigrantes y después se tratara de mentir y engañar a la opinión pública".

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha comparecido en el Congreso para explicar la actuación en la frontera de Ceuta el pasado jueves, cuando se produjo una avalancha de inmigrantes subsaharianos que trataban de entrar en la ciudad autónoma. Al menos doce murieron al intentar alcanzar a nado la costa española desde Marruecos. El ministro ha asegurado que la Guardia Civil utilizó pelotas de goma, botes de humo y cartuchos de fogueo para disuadir a los inmigrantes, pero de forma proporcionada, los "estrictamente imprescindibles", con carácter "disuasorio" y que no causaron muertes.

Precisamente, esta tarde los agentes del Servicio Marítimo de la Comandancia de la Guardia Civil de Ceuta han encontrado el tercer cadáver que ha aparecido en aguas españolas y que eleva a 12 el número de inmigrantes subsaharianos muertos, tras el rescate de otros nueve cuerpos en Marruecos.