Público
Público

El PSOE pide a sus líderes que se arremanguen en defensa de medidas contra la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE ha ordenado a todos los líderes regionales y provinciales del partido que se pongan a trabajar con ahínco con el fin de defender y explicar las medidas del Gobierno para hacer frente a la crisis, teniendo en cuenta que los datos del mercado de trabajo indican un empeoramiento de su evolución.

Como en otras ocasiones, la dirección federal de los socialistas ha querido saltar al ruedo para ponerse al lado del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y contribuir con su respaldo a una mayor "visualización" del trabajo del Gobierno, en este caso del centrado en la economía.

Y es que no sólo la economía está en horas bajas; tampoco el Gobierno de Zapatero está atravesando uno de sus momentos de mayor popularidad, razón por la cual Ferraz ha decidido que todos arrimen el hombro y ha movilizado a los líderes regionales y provinciales para que ayuden a superar este bache.

Se trata de un importante caudal que los socialistas no quieren desaprovechar, personas que en ocasiones también presiden una comunidad autónoma o una corporación local y que pueden convertirse en un "magnífico" canal para hacer llegar a la sociedad el mensaje del Gobierno, según fuentes del PSOE consultadas por Efe.

Además, el PSOE ha elaborado dos documentos internos, a los que ha tenido acceso Efe, para que estos cargos socialistas se sepan "de pe a pa", en dos tardes, los puntos más destacados de la gestión económica del Ejecutivo, tanto en la anterior legislatura como en la actual, para que sean capaces de transmitirlos a sus conciudadanos.

Cinco meses después de ganar las últimas elecciones generales, los socialistas admiten que la situación de la economía mundial ha cambiado notablemente.

No obstante, subrayan que España es el único de los cuatro grandes de la UE que no ha retrocedido en su crecimiento económico, pero reconocen la evidencia de que la economía española "se ha desacelerado profundamente" y que los datos del mercado de trabajo indican "un empeoramiento de su evolución y perspectivas".

Respecto a las medidas tomadas hasta ahora, se jactan de que los gobiernos socialistas han sido capaces de romper la eterna dicotomía entre la equidad social y la eficiencia económica.

Partiendo de un diagnóstico sobre la necesidad de cambiar el modelo de crecimiento de la economía española, recuerda uno de los documentos, el primer Gobierno de Zapatero ejecutó una serie de medidas para llevar a cabo ese tránsito, manteniendo la estabilidad macroeconómica y recuperando "el tiempo perdido en política social".

El Gobierno, "plenamente consciente del notable deterioro económico" de los últimos meses, tomó la iniciativa desde el primer momento con la presentación "del mayor paquete de medidas económicas que cualquier país de Europa haya puesto en marcha".

Un conjunto de iniciativas que va a inyectar a la economía española 65.000 millones de euros para los años 2008 y 2009.

Quiere resaltar el PSOE que se ha reaccionado con "realismo y máxima rapidez" en los principales frentes, aunque sabiendo que los efectos de estas medidas no son instantáneos, que se verán a medio plazo y que en ningún caso servirán "para contrarrestar la dimensión y la magnitud de la crisis financiera internacional".

Amén del detalle de toda la serie de medidas adoptadas, los documentos ponen el acento en la austeridad en el gasto corriente que presidirá los presupuestos generales del Estado para el próximo año que, en cambio, serán "tremendamente ambiciosos" en lo social.

En este contexto, el PSOE ha pedido que esta estrategia de austeridad o contención del gasto se extienda a los tres niveles de gobierno: central, autonómico y municipal.

"No hay que olvidar que las comunidades autónomas gestionan una proporción creciente de los recursos públicos", esgrimen los socialistas, antes de concluir: "En la medida en que cada uno asuma su responsabilidad, evitaremos un deterioro adicional de la economía".