Público
Público

El PSOE pierde en el Senado la guerra del IVA

PP y BNG consiguen los apoyos suficientes para reclamar al Gobierno que no suba el impuesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP (y la gran mayoría de la oposición) ya tiene su presa. Ya ha conseguido que el Parlamento penalice la subida del IVA que se aplicará a partir de julio. Y lo ha logrado justo en la Cámara donde la aritmética le es más favorable, en el Senado. El Gobierno sufrió así ayer su primera derrota en su defensa del alza fiscal como medida ineludible para embridar antes de 2013 un déficit público que hoy alcanza el 11,2% del PIB.

El castigo infligido al Ejecutivo fue doble porque el pleno de la Cámara alta discutió –y aprobó– dos mociones similares. Una, la del PP, reclama 'derogar' la subida del IVA, establecer un tipo del 4% para el turismo, rebajar el gravamen para servicios como pintura o fontanería y cambiar el régimen de pago del IVA, para que autónomos y pymes no paguen la tasa por las facturas que no hayan sido cobradas. La segunda iniciativa partió del BNG, y es más modesta: exige 'suspender' el aumento del IVA, ya que éste 'tendrá un efecto negativo en el consumo'. El triunfo de PP y BNG es simbólico, porque las mociones tienen valor político para el Gobierno, no vinculante.

Las dos propuestas no contaron con los mismos apoyos. La del PP recabó el respaldo de CiU, UPN y BNG. Faltaron dos senadores del PP, uno de ellos Javier Arenas, presidente de los conservadores andaluces. En total, 130 votos a favor y 126 en contra.

Al texto de los nacionalistas gallegos se sumaron PP, CiU, UPN y ERC-IU-ICV y, por error, Miren Loren Leanizbarrutia, del PNV. El marcador reflejó el apoyo de 137 senadores, el voto en contra de 118 parlamentarios y la única abstención de Pere Sampol, del Partido Socialista de Mallorca (PSM).

El PSOE ya sabía de antemano que esta vez no había nada que hacer. Que el triunfo que había logrado la pasada semana en el Congreso no se iba a repetir. Ayer sólo se atrajo a sus socios en los Presupuestos PNV y Coalición Canaria, al Partido Aragonés (José María Mur) y a un independiente navarro, Francisco Javier Tuñón.

Por añadidura, le faltó un senador andaluz, Diego Asensio, y otros tres del PSC: Maria Burgués –se murió repentinamente su esposo ayer–, Assumpta Baig –que la acompañó a Lleida– y Josep Maria Battle –de baja por accidente–. Ni aun con estos cuatro votos el PSOE hubiera podido vencer al bloque de oposición.

El PSOE intentó arañar votos, e incluso puso a la cabeza de la negociación (y de la defensa de la posición del partido) a su portavoz en el Senado, Carmela Silva. Pero no halló fisuras.

Así las cosas, el PSOE interpretó que la moción del PP y la del BNG eran 'coincidentes', con un único propósito,'desestabilizar al Gobierno', como resumió en el pleno el responsable de Economía, Antonio Hurtado. Aunque cabían los matices. Los conservadores, añadió Silva, actuaron movidos por 'demagogia' y para resarcirse de la derrota en el Congreso de hace una semana. O sea, por 'revancha'.

Silva recordó que hace falta 'equilibrar las cuentas públicas', inyectar en las arcas del Estado 5.000 millones de euros y mandar un 'mensaje de confianza y de control de la economía' a los mercados internacionales. 'No es momento de frases fáciles, sino de austeridad y de rigor', enfatizó la portavoz, quien luego reclamó al BNG que no se sumase al texto del PP. El nacionalista gallego, Xosé Manuel Pérez Bouza, dijo que no, que la subida del IVA 'ni es justa ni progresiva, ni progresista' y dificultará la salida de la crisis. Hurtado le reprochó su 'deslealtad'.

El portavoz del PP, José Manuel Barreiro, evitó las estridencias para atraerse más votos. Instó a los grupos a 'trasladar' al Senado 'el clamor de la calle, que no rebelión'. Una finta para desmarcarse de la 'rebelión' contra el IVA impulsada por Esperanza Aguirre. 'El problema de España es de confianza, o de desconfianza en quien tiene que generar confianza, el Gobierno', apuntaló. 'No he visto yo el clamor de la calle', respondió José María Mur (PAR).

El debate fue prologado por un careo entre Elena Salgado y María Dolores de Cospedal, que ayer hacía su tercera pregunta en dos años. La vicepresidenta económica repitió a la número dos del PP que el alza del IVA tendrá una 'repercusión mínima en el consumo'.

 


La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, formalizará hoy en el Tribunal Constitucional el recurso que su partido plantea contra los Presupuestos Generales del Estado de 2010.

Según la portavoz conservadora, las Cuentas aprobadas por las Cortes vulneran la Constitución y el Estatuto de Andalucía. En el primer caso, porque no contienen todas las partidas de gasto que deben aplicarse en 2010, y en el segundo, porque prevé el pago en especie, según el PP, de la deuda histórica andaluza.

Desde el PSOE, su portavoz, José Antonio Alonso, minimizó la iniciativa al considerarla “un clásico” –el PP recurre los Presupuestos desde 2004– y la tachó de “irresponsable” por afectar a la “estabilidad del país”, creando “incertidumbre”.