Público
Público

El PSOE pone fin al paraíso fiscal del fútbol español

Pacta con IU-ICV y el BNG un acuerdo para aumentar la presión de Hacienda sobre los extranjeros con fichas millonarias. La deducción de 400 euros en el IRPF se mantiene para las rentas más bajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE estrenó ayer el debate de enmiendas de los Presupuestos en el Congreso con un guiño a la izquierda parlamentaria. El mensaje coincidió con la decisión del Bloque Nacionalista Galego (BNG) de abstenerse en las votaciones que cierran este trámite en la Cámara baja, paso previo a la aprobación definitiva de las cuentas públicas. Su posición allana el recorrido del proyecto presentado por los socialistas, que se despide hoy de la Comisión de Presupuestos con una doble iniciativa que enterró por unas horas el desafecto de la izquierda a la política fiscal del PSOE.

Los socialistas cedieron a la propuesta de Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds (IU-ICV) y del BNG de castigar algunas fortunas astronómicas, como la de los futbolistas extranjeros, y aumentar las ayudas a las rentas más bajas mileuristas y pensionistas, garantizando el mantenimiento de la deducción de 400 euros para rentas inferiores a 12.000 euros.

Fueron los dos puntos estrella en una jornada maratoniana de debate, enmienda por enmienda, previa a la aprobación de las cuentas públicas de 2010, garantizada con el apoyo del PNV y Coalición Canaria. La formación insular está representada en la Comisión de Presupuestos por el BNG, que actúa como voz del Grupo Mixto, al que está adscrita. Su posición, por tanto, era clave. Su compromiso de no agresión para 'no violentar la mayoría parlamentaria' garantiza al PSOE un recorrido sin sobresaltos por la Comisión.

Así, el PSOE aceptó restituir la deducción de 400 euros en el IRPF a las rentas más bajas y castigar al mismo tiempo a una minoría que disfruta de rentas abultadas. El PSOE apoyó modificar la denominada ley Beckham, para equiparar el tratamiento fiscal de los trabajadores extranjeros mejor remunerados por ejemplo, un futbolista con una ficha de 30 millones de euros al año con el que se aplica a un trabajador que gana 60.000 euros anuales.

IU-ICV y el BNG forzaron al PSOE a dar más 'equidad' a las rentas bajas

Con la ley Beckham, antes este futbolista y ahora Cristiano Ronaldo o Zlatan Ibrahimovic tributan como una persona que gana al año 18.000 euros, al 24%. Serán los últimos que disfruten de este privilegio. Corregir esta desproporción era una exigencia de IU-ICV y del BNG, y será posible ahora con el concierto de los socialistas. A partir del próximo 1 de enero la modificación no tendrá carácter retroactivo, los extranjeros que perciban ingresos superiores a 600.000 euros anuales rendirán cuentas a Hacienda según el tipo más elevado, el 43%.

Las ventajas fiscales, que pretendían incentivar el fichaje de las mejores cabezas, no beneficiarán así a quienes obtengan ingresos multimillonarios gracias, por ejemplo, a sus pies. La ley tratará de rescatar el espíritu con el que nació; atraer cerebros, no importar futbolistas. La iniciativa, eso sí, tiene un carácter más simbólico que impacto contable en los Presupuestos, dado el reducido universo al que trata de apretar el bolsillo.

Mucho mayor alcance tendrá la otra iniciativa sacada ayer adelante gracias al empuje de IU-ICV y el BNG en la Comisión de Presupuestos. El PSOE cedió a su presión y aceptó restituir la deducción de 400 euros en la declaración del IRPF a algunas de las rentas más bajas. La medida beneficiará a más de dos millones de personas. Son, en su mayoría, 'pensionistas y mileuristas', según defendió el responsable parlamentario socialista, José Antonio Alonso. Los portavoces de IU, Gaspar Llamazares; ICV, Joan Herrera, y el BNG, Francisco Jorquera, presentaron juntos el acuerdo alcanzado con el PSOE para apoyar esta enmienda, con el objetivo de garantizar 'mayor equidad', expresión en la que coincidieron las tres formaciones.

Desde el Grupo Socialista, su portavoz aseguró que el Ejecutivo ha hecho 'un esfuerzo al límite' para mantener esta deducción fiscal. Alon-so alegó también razones 'de equidad y justicia fiscal' para aceptar esta modificación. El Gobierno aprobó en abril de 2008 la deducción de 400 euros en la declaración de la Renta. La medida, prometida por José Luis Rodríguez Zapatero en la precampaña de las últimas elecciones generales, iba ahora a ser sacrificada en el altar de la crisis económica.

Desde el Grupo Socialista, su portavoz aseguró que el Ejecutivo ha hecho 'un esfuerzo al límite'

El acuerdo alcanzado ayer garantiza su mantenimiento para las rentas con una base imponible inferior a 8.000 euros anuales lo que supone unos ingresos próximos a los mil euros netos mensuales y tendrá carácter progresivo para las comprendidas entre esa cantidad y 12.000 euros.

La sintonía del PSOE con la izquierda se tradujo, además, en un tercer acuerdo alcanzado entre el PSOE y la suma de ERC, IU-ICV y el BNG. Las ayudas directas para la compra de automóviles el Plan 2000E contarán en 2010 con un presupuesto de 100 millones, según la enmienda aceptada por los socialistas.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, había anunciado el pasado 24 de octubre la continuidad de estos incentivos para el próximo año, pero no precisó su dotación económica, que vinculó al debate presupuestario. Ayer llegó la respuesta. Otras formaciones, como el PP y CiU, habían presentado enmiendas en la misma línea, con el fin de mantener las ayudas para la adquisición de vehículos, de manera que el acuerdo contó con un amplio apoyo.