Público
Público

El PSOE usa los recortes del PP como artillería contra Arenas

Los socialistas bombardean a la oposición con las medidas adoptadas por Aguirre o Cospedal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Puede que el PP escuchara ayer más veces en el Parlamento de Andalucía el nombre de sus compañeros de otras comunidades que en cualquier reunión de su partido. De forma implacable, los socialistas bombardearon durante todo el pleno las filas conservadoras sin gastar metralla, con munición suministrada por el propio enemigo –los recortes que los gobiernos del PP están ejecutando en sus comunidades– y dirigida hacia donde más daño consideran que pueden hacer: la credibilidad de un partido, y de su líder, Javier Arenas, que nunca ha gobernado Andalucía y que está prometiendo lo contrario a lo que están haciendo sus compañeros de filas, avalados, además, por el jefe nacional, Mariano Rajoy.

“Aguirre hace desgravaciones fiscales a los ricos que llevan a sus hijos a los colegios privados. Cospedal le ha quitado 400 euros a las viudas y ha reducido el 20% del presupuesto en sanidad. No paga a las farmacias ni a los dependientes. ¿De qué partido es Aguirre o Cospedal? ¿Qué significa el PP en Andalucía? ¿Va a recortar el 20% del presupuesto del Servicio Andaluz de Salud?”, preguntó el diputado del PSOE José Caballos. “Es es como si El Corte Inglés de Sevilla vendiera otros productos y a otros precios que El Corte Inglés de Madrid, como si en Sevilla no tuvieran que ver con Isidoro Álvarez [presidente de los grandes almacenes]. ¿Y hablan ustedes de credibilidad?”, continuó.

Fue la escenificación de la que parece será la principal estrategia para combatir el avance del PP de cara a las elecciones generales pero, sobre todo, a las autonómicas.  “No sólo en Andalucía no hay recortes sino que se han consolidado derechos y prestaciones exclusivas y hemos hecho una apuesta sin precedentes por la investigación, cuando en Murcia se cierran consultorios, en Madrid se privatizan hospitales y en Galicia se cierran quirófanos”, espetó la consejera de Salud, María Jesús Montero.

Educación

Hasta las preguntas lanzadas por el PP sobre recortes en Andalucía volvieron a las filas conservadoras como un boomerang. El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, acostumbrado en los últimos días a desmentir a los dirigentes del PP nacional, insistió: “Usar la mentira es de mala educación aunque se vaya a colegios de pago. Repiten lo que dicen Rajoy, [Esteban González] Pons o Aguirre. Somos la única comunidad que no ha recortado la plantilla y ya llevamos 10.066 interinos contratados esta mañana [por ayer]. Saben que Madrid tiene 27.000 alumnos más y 3.000 profesores menos”, respondió De la Chica, que sacó una minipancarta con el número “18”, las horas lectivas en Andalucía, frente a las 21 que dijo Rajoy que se impartían. “En manos de esos puede estar España”, añadió.  

La socialista Araceli Carrillo incluso ironizó con un hipotético programa del PP que incluiría los siguientes puntos: “Nos cargaremos lo público porque nuestros amigos no harían negocio; y manipularemos la información como aquella en la que un profesor que alaba los recortes de Cospedal es un dirigente del PP”.

El PSOE aprovechó para disparar con la munición del PP incluso cuando la propuesta debatida en nada tenía que ver con recortes o crisis. La consejera de Presidencia, Mar Moreno, en referencia a las actas de los Consejos de Gobierno que verá la jueza Alaya por el caso de los ERE, afirmó: “Los mejores secretos de este país no están en las actas, sino en los megasueldos ocultos de los dirigentes del PP, con Arenas a la cabeza”.

El PSOE, no obstante, rechazó una iniciativa de IU, respaldada por el PP, que instaba a la Junta a incrementar el gasto en políticas sociales en la cuantía equivalente al incremento del IPC para garantizar que no pierde peso presupuestario, informa Efe.