Público
Público

El PSOE reúne a su Comité Federal para aprobar su programa para el 20N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE reúne hoy a su Comité Federal para aprobar el programa electoral para las elecciones generales del 20N, donde, entre otras medidas, se compromete a suprimir los "privilegios" que concede la legislación hipotecaria a la Iglesia Católica.

El Comité Federal, al que acudirán el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunirá después del encuentro que mantendrá la Ejecutiva socialista para dar también su visto bueno al documento programático del partido.

La última propuesta anunciada por el PSOE incluida en su programa electoral contempla eliminar los "privilegios" que concede la legislación hipotecaria a la Iglesia Católica, al entender que es una prebenda tributaria "de épocas pasadas y carente de justificación" que, además, se opone al carácter aconfesional del Estado.

La Ley Hipotecaria equipara la Iglesia Católica a las Administraciones territoriales y a las corporaciones de derecho público, y se le faculta para emitir sus propios certificados de dominio en ausencia de títulos escritos.

Además de esta medida, el PSOE propone en su programa obligar a las entidades financieras a ofrecer productos hipotecarios en los que, en caso de insolvencia, la deuda se pueda saldar con la entrega de la vivienda, lo que se conoce como dación en pago.

En materia fiscal, el PSOE propone contribuir a la creación de empleo con la creación de un impuesto sobre los beneficios de las entidades financieras, un nuevo tributo a las grandes fortunas y una nueva fiscalidad para las sociedades de inversión de capital variable (sicav).

Además, pide la creación de una oficina de lucha contra el fraude fiscal que integre a los órganos administrativos que ya realizan esta función o la publicación de las retribuciones de los miembros de los consejos de las empresas y la extensión a los trabajadores de los bonus de los directivos.

También contempla la subida de los impuestos sobre el tabaco y el alcohol, excepto el vino o la cerveza, e impulsar la fiscalidad verde para contribuir a un uso responsable de los recursos naturales.

Asimismo, aboga por la modificación del impuesto de sociedades con la redistribución de sus deducciones, de forma que las grandes empresas y las pymes paguen tipos efectivos similares y más cercanos al tipo nominal.