Público
Público

El PSOE se ve como en 1996 y cree que la remontada es posible

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A una semana de las elecciones del 20N, el PSOE se ve como en 1996, a 8,9 puntos de distancia del PP, pero espera que a su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, no le falte "un telediario", que fue lo que le faltó a Felipe González para ganar a José María Aznar entonces, según sostiene siempre el primero.

Y justo como entonces, también hoy González ha vuelto a ser protagonista de la campaña electoral de los socialistas, en un mitin en Zaragoza junto a Rubalcaba, en el que se ha dirigido a todos aquellos que están "cabreados" con el PSOE para decirles que sólo este partido puede frenar al PP y que los demás partidos "no sirven".

Su palabras más críticas han sido para IU y su líder, Cayo Lara, a quien ha evocado la "pinza" con el PP en los años noventa, que consiste en "exhibirse desde la izquierda para que gane la derecha". Y para al final, ha sentenciado, acabar gobernando con el PP, como en Extremadura.

Después del mitin, al que han asistido unos 7.000 militantes y simpatizantes, según el PSOE, el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, ha sostenido que sus encuestas internas, más actualizadas que las que hoy publican distintos medios de comunicación, les sitúan a 8,9 puntos del PP.

La misma distancia a la que estaban una semana antes de las elecciones de 1996, en las que finalmente venció el PP pero por poco más de un punto, porque al PSOE le faltó "un telediario" y unos días más de campaña para ganar.

Ahora, los socialistas confían en que a Rubalcaba no le falte nada, convencidos de que una semana en política "es una eternidad", tal y como repite el propio candidato.

Para ello, Rubalcaba quiere que todo sus compañeros vayan casa a casa, elector a elector, para explicarles lo que ha hecho el PSOE en democracia y lo que se propone hacer y para avisarles de que "el cambio por el cambio" ya lo pensaron muchos ciudadanos antes en Portugal o Gran Bretaña y que ahora en esos países están peor.

González, quien está completamente volcado en esta campaña, ha vuelto a coincidir con Rubalcaba en el escenario y ha vuelto a ponerse a su disposición, para ahora y para después de los comicios, cuando el candidato tenga que decidir si quiere pelear también por la secretaría general o no.

"Estoy a tus órdenes, no te doy órdenes", le ha dicho González, quien ha criticado lo que está ocurriendo en Europa con algunos países como Grecia o Italia, donde los especuladores han conseguido imponerse a las urnas y han logrado un cambio de gobierno.

Le gusta, ha confesado, que Silvio Berlusconi "por fin haya cogido la mochila y se haya ido", pero está completamente en contra de que el cambio sea fruto de una operación de los especuladores.

Para evitar que en España pase algo similar, ha lanzado un mensaje tajante: "Tiene que quedar claro -ha subrayado- que si hay alguna manera de parar la avalancha de recortes es ganando al PP, y que únicamente le puede ganar el PSOE. Los demás, aunque son perfectamente respetables, no sirven para hacer lo que hay que hacer en este país".

Rubalcaba, por su parte, ha vuelto a poner el ojo en José María Aznar y ha lamentado que el líder del PP, Mariano Rajoy, deje que el expresidente ejerza de "ventrílocuo" suyo, cuando se trata de un político "irrelevante" en España y en el mundo, que "no pinta nada" y que habla desde "el rencor".

El hecho de que no pinte nada, a su juicio, ha evitado que suba la prima de riesgo o que los inversores hayan salido corriendo después de oír a Aznar decir que España esté en bancarrota.

Pese a ello, Rajoy deja que le dé órdenes, se ha quejado Rubalcaba, en cuya opinión no es ni concebible ni decente que el líder del PP se presente a las elecciones pidiendo un cheque en blanco a los ciudadanos, sin desvelar su programa electoral.

"Todos los políticos tenemos la obligación de presentarnos a las elecciones diciendo lo que vamos a hacer", y cuando hay una crisis como la actual "más aún", ha sentenciado.

A propósito de la crisis, ha recordado que se ha llevado ya por delante a tres países, "y el cuarto está a punto", y ha vuelto a reiterar la necesidad de introducir modulaciones y cambios en la política económica europea, porque sólo con ajustes no se sale.

Hace falta además, en su opinión, incentivar la economía, y para eso están los poderes públicos y el Banco Europeo de Inversiones.

También han participado en este acto electoral el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias; la "número uno" al Congreso por Zaragoza, Pilar Alegría, y el alcalde de la ciudad y candidato al Senado, Juan Alberto Belloch.

"Has sido, eres y serás un excelente secretario de Organización". le ha dicho a Iglesias Rubalcaba, dando a entender que contará con él si se hace con el liderato del partido.

Iglesias ha querido agradecer a Rubalcaba el haber estado "al volante" del combate contra ETA y haber acabado con el terrorismo. "¿Por qué nos vamos a avergonzar, por qué nos vamos a callar, por qué no lo vamos a celebrar?", se ha preguntado.

También le ha dado las gracias "por derrotar al miedo, la barbarie y la sinrazón" Pilar Alegría, quien ha considerado que "el tesón y la inteligencia de Rubalcaba han sido imprescindibles" en el fin de ETA.

Por Eva Santos