Público
Público

PSOE y PP rechazan el intento de sustraer los Estatutos al TC

Responden a ERC que "sería abrir un agujero enorme para que la Constitución estalle"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE y el PP sumaron ayer fuerzas en el rechazo al intento de ERC de abanderar un frente de las fuerzas nacionalistas para sustraer al Tribunal Constitucional (TC) la capacidad de dirimir sobre las reformas de los Estatutos de autonomía ratificadas en referéndum.

La iniciativa presentada por los republicanos catalanes en la Comisión Constitucional del Congreso, que recibió un apoyo genérico del PNV y sólo parcial de CiU, planteaba también la reforma de la ley que regula el funcionamiento de ese tribunal para impedir situaciones como la actual de bloqueo en la renovación de sus miembros.

Joan Ridao, que defendió la propuesta firmada por el grupo parlamentario de ERC-ICV-IU, comenzó su intervención con la advertencia de que una sentencia del TC adversa al Estatut, 'toque una pared maestra o un tabique, va a precipitar un cambio del escenario político, algo así como el final de una etapa histórica'. Agregó que, en ese supuesto, para la mayoría de los catalanes sería 'como si se levantara un alto muro y se nos aislara en el otro lado'.

Para limitar el ámbito de competencia del TC, el portavoz republicano sostuvo que 'la auténtica garantía de constitucionalidad reside en las Cortes Generales y la última palabra en el cuerpo electoral general'. Y, para evitar situaciones como la actual, defendió que se establezca por ley que los miembros del TC, una vez concluido su mandato, sólo podrán permanecer en sus puestos durante un máximo de seis meses y, durante ese tiempo, intervenir únicamente en asuntos de trámite.

El PNV dice que los Estatutos «son una prolongación de la Constitución»

El portavoz de CiU, Jordi Jané, soslayó la primera parte del planteamiento de ERC para centrarse en 'la precariedad institucional' a que ha conducido el bloqueo en la renovación del tribunal, situación de la que culpó al PSOE y al PP, cuyo acuerdo es imprescindible para alcanzar la mayoría parlamentaria de 3/5 que requieren los nombramientos. 'El Congreso y el Senado estamos incumpliendo un deber constitucional, estamos dando la vuelta a la Constitución para no cumplir los plazos que marca', afirmó el portavoz de CiU, para concluir con una pregunta: 'Así, ¿cómo vamos a pedir a los ciudadanos que cumplan sus deberes?'.

Aitor Esteban, en nombre del PNV, apoyó la 'lógica razonable' de las dos reformas propuestas por ERC con el argumento de que 'los Estatutos son una especie de prolongación de la Constitución'.

La posición del PSOE fue defendida por su portavoz adjunto en la Comisión Constitucional, el diputado madrileño Elviro Aranda, aunque a la misma pertenecen varios diputados del PSC, entre ellos su coordinador, Daniel Fernández. 'Se trata de un asunto global', argumentaron fuentes de la dirección socialista.

CiU sólo apoyó a ERC para impedir bloqueos en la renovación del TC

Aranda, en una intervención de corte muy académico, subrayó que 'todas las leyes han de ser sometidas al control de constitucionalidad porque, si no, abriríamos un agujero enorme para que la Constitución estalle y los derechos de los ciudadanos sean violentados'. Y, con carácter general, defendió que 'es mala consejera plantearse cambios legales desde la casuística concreta y más inmediata'.

En la misma línea se pronunció Manuel Pizarro, que ejerció como portavoz del PP. A su juicio, la iniciativa de ERC 'intenta modificar la Constitución por la vía de una ley' y privaría a los catalanes del 'derecho a la tutela judicial'.