Público
Público

El público del FIS recibe con largos aplausos la "Bernarda Alba" de Ortega

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El público del Festival Internacional de Santander (FIS) ha despedido esta noche con largos aplausos a la "Bernarda Alba" de Miquel Ortega.

El compositor catalán ha estrenado una partitura que recrea con fidelidad y dramatismo una historia, oscura y trágica, que ha atraído a decenas de creadores, envuelta en la puesta en escena, sobria y eficaz, de Román Calleja.

Al autor de esta ópera, la primera con libreto en español de las once que, por el momento, se han escrito a partir de "La casa de Bernarda Alba" y al director de escena cántabro les une la misma pasión por una obra que ha dado lugar a infinidad de lecturas desde el teatro, la lírica o la danza.

Un reparto de once mujeres encabezado por Raquel Pierotti, en una convincente Bernarda Alba; Montserrat Martí, que ha impregnado de sensualidad a la hija rebelde, Adela; Marina Rodríguez Cusí, como La Poncia y la actriz Vicky Peña, en el papel de la loca María Josefa, ha contribuido a su empeño de que el espectador vuelva a vivir como nuevo el drama de Lorca.

A Miquel Ortega le enamoró esta historia de mujeres encerradas en un mundo asfixiante desde que la leyó por primera vez y tuvo claro que ahí había una ópera. La escribió en los noventa, con el libreto de Julio Ramos, que murió hace catorce años, cuando acababa de terminar el texto.

André Previn, Leonard Berstein y Gerswhin son algunas de las referencias de este compositor convencido de que, aunque estemos en el siglo XXI, la ópera puede estar viva y para conseguirlo no se puede permitir dar la espalda al público.

Su partitura bebe de esas fuentes, busca recrear con fidelidad la historia que contó Lorca y también emocionar con una música escrita por alguien que conoce a fondo los caminos de la ópera, porque lleva toda la vida dirigiendo.

Miquel Ortega no es un desconocido en el Palacio de Festivales, al que acude con asiduidad, sobre todo para dirigir ópera y zarzuela, pero sí debutaba como compositor en esta coproducción de los festivales de Santander y Perelada, donde se representará el lunes, 10 de agosto.

El autor de esta "Bernarda Alba" ha estado además en el foso, al frente de la Orquesta Nacional de Lituania, porque no ha querido dejar a otros la responsabilidad de afrontar las primeras representaciones de su ópera, la cuarta que firma.

Román Calleja, que nunca antes había hecho ópera aunque sí ha dirigido distintos montajes de la obra teatral, ha sido un buen cómplice en un proyecto que ha visto la luz después de una larga gestación.

La suya es una propuesta cercana al expresionismo que potencia la fuerza del drama, en un escenario casi desnudo donde gruesos muros aprisionan a los personajes. La lectura de Calleja subraya el enfrentamiento entre las ansias de vida, de amor y sexo y la dureza de una sociedad que condena a un puñado de mujeres jóvenes al encierro.

La iluminación que han diseñado Félix Garma y Rafael Rojas y el vestuario de León Revuelta siguen ese juego de blancos y negros, de contrastes acusados para arropar una obra cargada de símbolos que ha sido objeto de las más diversas interpretaciones.

Al éxito del estreno ha ayudado las cantantes Hasmik Nahapetyan (Angustias), Beatriz Lanza (Martirio), Marina Pardo (Magdalena), Marifé Nogales (Amelia) y Leticia Rodríguez (la criada), sin olvidar al Coro Lírico de Cantabria que dirige Esteban Sainz, formado en esta ocasión por diez voces, de mujer.