Público
Público

El público podrá cambiar la obra de arte española de la Bienal de Venecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La obra que Dora García, la artista invitada especial por España a la 54ª Bienal de Arte de Venecia, expondrá en el Pabellón español, entre el 4 de junio y el 27 de noviembre de 2011, se inspira en pensadores europeos, en especial italianos, y podrá ser manipulada por el visitante.

En consecuencia, el propio espacio arquitectónico del Pabellón de España en la bienal de arte contemporáneo veneciana será el "generador" de la obra de arte concebida por Dora García (Valladolid, 1965) y por la comisaria Katya García-Antón, indicaron hoy a Efe en una entrevista por correo electrónico.

En la propuesta creativa, la artista vallisoletana, cuya participación en la 54ª Bienal veneciana se hizo pública el lunes pasado, va a favorecer "ciertas zonas de investigación con pensadores en varios lugares de Europa; Italia, muy específicamente".

En concreto, la obra va a tratar un elemento crucial en la carrera de Dora García: la relación entre el artista y el público, que se desarrollará "plenamente en los aspectos espaciales del pabellón y cronológicos de la Bienal", indicó Katya García-Antón, comisaria del espacio expositivo español en Venecia y directora del Centro de Arte Contemporáneo de Ginebra.

García-Antón y la artista invitada, pionera en España en el uso creativo de internet, barajan "la posibilidad de especular sobre otros tiempos, otros objetivos y otras posibilidades para el pabellón (español)"; es decir, que el recinto se convierta en un "espacio en movimiento" en el que el público pueda interactuar con este proyecto, creado específicamente para la bienal.

Desde Ginebra, Katya García-Antón (Londres, 1966) señaló que "Dora García es una artista que sabrá navegar en el contexto especial de la Bienal combinando, en el trabajo allí presentado, la agudeza intelectual con una característica dosis de humor negro".

A la artista, que acaba de participar en la 29ª Bienal de Sao Paulo y de dictar una conferencia en Trento (Italia), le interesa "el análisis de los paradigmas y las convenciones del arte, por lo que a menudo se ha enfrentado a la temática del poder y su dinámica", señaló la comisaria.

De ahí que su obra, añadió, se dirija también "a decodificar la relación entre artista y público, y utilizar la ficción para cuestionar elementos éticos y morales en esta relación".

"Cada exposición -matizó- es para la artista una ocasión de experimentar, interferir, distorsionar y jugar con las expectativas del visitante, forzando a cada uno a cuestionar el objetivo del proyecto, el papel que él/ella juega en él, y en consecuencia reconsiderar el mundo del arte y sus reglas de juego".

La Bienal de Venecia, que se celebra desde 1895, y "Los Giardini", el área que alberga los pabellones nacionales, "suponen un escenario complejo de presentación y recepción de la obra de arte, dada su arquitectura geopolítica, su historia y su presente, además de las mareas de consumo profesional y no profesional allí presentes", afirmaron.

De ahí que la comisaria anuncie que en la 54ª Bienal, que dirige la historiadora suiza Bice Curiger, "Dora retornará a las bases arquitectónicas del pabellón original" de España, cuyo interior, que está sujeto a los requisitos del comisariado, consta de un "diseño nítido que permite el desarrollo de un trabajo con claridad, sin demasiadas interferencias visuales o simbólicas".

Belén Palanco