Público
Público

El pueblo de la "abuela" keniana de Obama se vuelca con el candidato demócrata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Kogelo, la pequeña aldea donde vive Sarah Obama, la "abuela" keniana de Barak Obama, vive la jornada previa a las elecciones en Estados Unidos con júbilo y totalmente volcada con el candidato demócrata a la Presidencia.

En un ambiente festivo y optimista, los líderes políticos del distrito y sus habitantes se reunieron para mostrar su confianza en la victoria de Obama, como si se tratara de un candidato de su propio país.

"Sabemos que Obama no va a ser el presidente de Kenia, pero tenemos fe en que su triunfo afecte de forma positiva, no sólo a este país, sino al resto del mundo", dijo Peter Rotich, concejal del municipio al que pertenece Kogelo, en un acto de apoyo celebrado en el centro sanitario de la localidad.

Este remoto lugar del oeste de Kenia, a orillas del lago Victoria, se siente partícipe de las elecciones estadounidenses al ser la residencia de "Mama Sarah", como es conocida la tercera esposa del abuelo de Obama, a la que el candidato se ha referido algunas veces como su "abuela".

El pueblo se ha convertido en centro de peregrinación de decenas de curiosos, para quienes el acceso a esta mujer cada vez se ha vuelto más complicado debido al gran despliegue de seguridad que la custodia y a la verja recién construida que protege su casa.

"Algunos familiares de Obama, entre ellos sus hermanastros Malik y Sayed, han llegado a Kogelo este fin de semana desde distintas partes del mundo", dijo a Efe George Oriengo, habitante de esta localidad.

Todos ellos están convencidos del triunfo de su pariente, que, según Malik, "nos transformará a todos y nos motiva para saber que podemos llegar a donde queramos. Estamos orgullosos de que forme parte de nuestras vidas", según unas declaraciones publicadas hoy por el diario keniano Daily Nation.

Prueba de la entrega de la localidad a "su candidato" son las numerosas pancartas, camisetas y canciones que inundan las calles, donde la gente está segura de que "su victoria lo será también para África", según dijo a Efe Onyango Otieno, un vendedor de periódicos.

De momento, Kogelo recibe los frutos de su apoyo a Obama y su única carretera de acceso, que hasta hace un mes no era más que un camino pedregoso y polvoriento, empieza a ser allanada por maquinaria del Gobierno.

"Se afanan en mejorarnos las infraestructuras por si Obama, que estuvo una vez en 2006, en el pueblo, vuelve a visitarnos", afirmó Oriengo.

Además de las carreteras, el Ministerio de Obras Públicas de Kenia aprobó hace días el plan de ampliación del aeropuerto de Kisumu, la ciudad más cercana a Kogelo, según algunos para preparar la posible llegada del "Air Force One", el avión del que sería, el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos.

"Las expectativas de que venga en avión no son demasiadas. No podemos olvidar que va a ser el líder de los estadounidenses y no el de los kenianos", dijo a Efe Peter Omolo, un conductor de autobuses locales.

Mientras Kogelo aprovecha el filón de la "Obamanía", el resto de la comarca padece el déficit de atención e inversión del Gobierno keniano y, a tan sólo cinco kilómetros, en la zona de Ugunja, el paisaje cambia y las obras desaparecen.

"Aquí no llega nada de las obras que está llevando a cabo el Gobierno. Todo va para Kogelo y las rutas que se espera que utilice Obama si un día regresa de visita a Kenia", comentó a Efe Joackim Ndolo, vecino de esa zona, mientras muestra unos cuadros que ha pintado para Obama.

Sin embargo, Ndolo recalca que "de verdad espero que gane, porque aquí todos le queremos".