Público
Público

Un pueblo de Girona prohíbe a los perros subir en los ascensores

La ordenanza fue aprobada ayer en el Ayuntamiento y pretende "evitar problemas con los vecinos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Maçanet de la Selva (Girona) ha promovido una nueva ordenanza municipal que prohíbe que los animales domésticos suban en los ascensores, tanto públicos como privados, alegando motivos higiénicos.

Esta iniciativa, lanzada por CiU y PSC, se enmarca dentro de un plan que tiene como principal fin 'frenar el abandono de animales', ya que muchas de las medidas que incluye se han tomado para acabar con esta práctica cada vez más habitual. Sin embargo, algunos aspectos de la normativa, como por ejemplo el del ascensor, han desatado la polémica y han enfretado al Gobierno y a la oposición, para quien estas medidas son 'ridículas'.

Otra de las normas que ha dado mucho de que hablar es la que fija el número máximo de animales viviendo en el mismo techo: dos gatos, tres perros y dos hurones. Tener más de seis animales de una misma especie viviendo bajo el mismo techo, según esta ordenanza, podría conllevar riesgo sanitario.

Incumplir alguno de estos aspectos supondría una multa de entre los 60 y los 30.000 euros. Las multas más altas estarán reservadas para los que cometan algún daño contra los animales.

Aprobada ayer en el pleno del ayuntamiento, el plazo para presentar alegaciones a la ordenanza será de unos quince días y, como mínimo, no se aprobará definitivamente hasta dentro de dos meses, cuando se celebre el próximo pleno.