Público
Público

Una puerta verde hacia el futuro

El máster en gestión ambiental de la Fundación Biodiversidad anuncia su décima edición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace 10 años, lanzar un Máster en Gestión y Administración Ambiental parecía una temeridad. Pasado un decenio, la Fundación Biodiversidad dependiente del Ministerio de Medio Ambiente ve con satisfacción cómo han pasado ya cerca de 200 alumnos. Las cifras respaldan la iniciativa, puesto que los últimos informes indican que el mercado global de productos y servicios ambientales se duplicará para 2020, desde los actuales 1.000 billones de euros al año a 2.200 billones.

En España, el mercado medioambiental representa el 1,2% del PIB, gestionando cerca de 10.800 millones. La directora de Formación, Comunicación y Sensibilización de la Fundación Biodiversidad, Julia Vera, asegura que 'a pesar de que la responsabilidad social corporativa se ha podido ver un poco resentida con la crisis, el medio ambiente se encuentra en toda la cadena de valor de las empresas, desde el diseño de los productos al lanzamiento al mercado'. En nuestro país ya existen alrededor de 2.000 empresas nacionales y extranjeras en el sector ambiental, dando trabajo a 250.000 personas.

Sin embargo, esta coyuntura no era la que se daba 10 años atrás, cuando recuerda Vera que 'se comenzaba a hablar de cambio climático, del calentamiento global y, prácticamente, se acababa de firmar el Convenio de Diversidad Biológica'. La visión anticipada de la Fundación le ha servido para ajustar a medida las piezas de un máster que apuesta por la calidad más que por la cantidad, admitiendo de 20 a 25 alumnos por edición.

Desde hace tres años, el máster se imparte como título propio de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Vera insiste en su afán de mejora continua e indica que 'estamos trabajando activamente para que sea considerado título oficial y, dado el incremento de solicitudes, muchas de ellas procedentes de Latinoamérica, dar el salto al aula virtual'.

El máster, cuyo plazo de inscripción ya está abierto, se estructura en una doble vertiente; por un lado, la gestión y planificación medioambiental y, por otro, las habilidades de negociación; como aclara Vera, 'en muchos casos no basta con la gestión y es imprescindible pasar al diálogo social'.

El perfil de los alumnos es muy heterogéneo, desde economistas o ingenieros a licenciados en Ciencias Ambientales. Según Vera, 'los retos medioambientales hay que abordarlos desde las más diversas disciplinas'. En cuanto a edad, el 80% se licenció hace menos de dos años.

También solicitan el máster trabajadores con experiencia y deseos de reciclarse. Es el caso de Beatriz Mayoral, licenciada en Químicas, que a sus 30 años decidió renovarse. 'Había trabajado en la enseñanza, en la administración y en el sector privado, y me recomendaron este máster', señala.

Una de las ventajas que aporta el curso es la puerta que abre al mercado laboral, muy ligada al proyecto final que los alumnos realizan. El proyecto de Mayoral, sobre economía del agua, le sirvió para ganar una plaza en el ministerio de Medio Ambiente desde su puesto en Tragsatec, una de las más de 50 empresas e instituciones con las que la Fundación mantiene convenios de colaboración.

Mayoral obtuvo la beca que cubre la mitad de los 6.000 euros de matrícula una vez finalizado el curso y tras valorarse su expediente. Vera dice que 'destinamos el 10% de las matrículas a becas, pero estaríamos encantados de poder entrar en los programas de becas de otras entidades y fundaciones'.