Público
Público

Puestos en detención preventiva en Rabat 35 miembros de una presunta red terrorista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Treinta y cinco miembros de la presunta red terrorista "Belliraj" fueron puestos hoy en detención preventiva en la prisión de Salé (limítrofe a Rabat) por orden del juez de instrucción del Tribunal de Apelación de esa ciudad, informaron fuentes judiciales.

Los acusados de pertenecer a esa red, desmantelada a mediados de mes, comparecieron ayer ante el fiscal general de ese tribunal, en una sesión que según las fuentes se prolongó hasta la madrugada de hoy.

Conforme a la legislación marroquí, el juez de instrucción puede prorrogar la detención preventiva hasta un plazo de un año.

En la lista oficial de detenidos se encuentran el principal acusado y líder de esa presunta red, Abdelkader Belliraj, así como Mustafa Moatasim, líder del partido "Al Badil al Hadari" (Alternativa de Civilización), disuelto por orden del primer ministro, Abás El Fassi, como consecuencia de la operación descubierta.

Los cargos que se les imputan son los de "constitución de banda criminal para preparar actos terroristas con el fin de atentar contra el orden público mediante el miedo y la violencia", "transporte y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones para su empleo en proyectos terroristas" y "falsificación de documentos oficiales".

También pesan sobre ellos los cargos de "usurpación de función para ejecutar proyectos terroristas", "entrega y recogida de fondos para financiar proyectos terroristas" y "blanqueo de dinero".

Entre los detenidos figuran además los líderes de "Al Haraka de la Umma" (Movimiento de la Comunidad), Mohammed Marwani y Amin Ragala; el saharaui Ibad Alah Maa el Ainin, responsable del Partido de Justicia y Desarrollo (PJD, islamista moderado), y un miembro del partido la Izquierda Socialista Unificada, Hamid Nayibi.

Hasta el momento se ha anunciado la detención de un total de 38 presuntos integrantes de ese entramado y la incautación tanto de arsenales de armas en Casablanca (centro) y Nador (noreste), como de material que estaba destinado a garantizar el anonimato de los autores de los atentados planificados.