Público
Público

Pujol desvela que Múgica le propuso en 1980 sustituir a Suárez por un militar

El ex presidente catalán, Jordi Pujol, dedica en la segunda parte de sus memorias un capítulo al intento de golpe de Estado del 23-F.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente catalán Jordi Pujol desvela en su segundo volumen de memorias que, en 1980, el dirigente socialista Enrique Múgica le propuso, en la 'obsesión' del PSOE por hacer caer a Adolfo Suárez, sustituir al entonces presidente del Gobierno por un militar de 'mentalidad democrática'.

Después de publicar en 2007 el primer volumen de sus memorias, la próxima semana Pujol presentará la segunda y penúltima parte de sus recuerdos, 'Memòries II. Temps de construir (1980-1993)' (Editorial Proa), elaborado con la ayuda del periodista Manel Cuyàs, que ha dedicado al libro más de 1.400 horas de trabajo en estos dos años.

Si la primera parte comprendía los primeros 50 años de la vida de Pujol, desde su infancia hasta su proclamación como presidente de la Generalitat, este segundo volumen aborda sus primeros 15 años en el Govern, con referencias al 23-F, al caso Banca Catalana, a los Juegos Olímpicos de 1992, a su obra de gobierno y a sus relaciones en CiU.

En la segunda parte de sus memorias el ex presidente catalán dedica un capítulo al intento de golpe de Estado del 23-F y a los meses previos.

Pujol habla de una prisa muy grande de los socialistas por llegar al poder

En un momento de grave crisis política por la debilidad de la UCD, Pujol ha revelado que recibió a finales en verano de 1980, en su casa de Premià de Dalt (Barcelona), a Enrique Múgica, entonces destacado dirigente socialista, que posteriormente llegó a ser ministro y hoy es el Defensor del Pueblo.

Según Pujol, la visita tenía por objeto 'preguntarme cómo veríamos que se forzase la dimisión del presidente del Gobierno y su sustitución por un militar de mentalidad democrática'.

'Le manifesté mi desacuerdo total. Esta visita, con otros hechos, habla de una prisa muy grande de los socialistas por llegar al poder. En definitiva, muy poco responsable', concluye Pujol