Publicado: 22.10.2014 18:45 |Actualizado: 22.10.2014 18:45

Pujol: "No tengo cuentas en Liechtenstein, ni las he tenido nunca"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jordi Pujol ha negado este miércoles tener cuentas en Liechtenstein, después de que un juez de ese país le haya abierto una investigación por blanqueo de capitales, en una causa que la defensa del expresidente catalán cree que ha sido inducida por la Policía Nacional y que tendrá corto recorrido.

"No tengo cuentas en Liechtenstein, ni las he tenido nunca. Y no les diré nada más", ha respondido esta mañana Jordi Pujol a las puertas de su casa en la calle General Mitre de Barcelona. Pujol ha reaccionado así a la información, conocida ayer, de que un juez de Liechtenstein le ha abierto unas diligencias por blanqueo de capitales, por lo que a través de la Interpol ha pedido a la justicia española que le informe de los antecedentes del expresidente catalán y de las causas que tenga abiertas en España.

La petición del juez Michael Jehle, de la Princely Court of Justice de Liechtenstein, la ha tramitado la Interpol en un oficio dirigido al juzgado de instrucción número 31 de Barcelona, que investiga la querella que Manos Limpias presentó a raíz de la confesión del expresidente catalán de que mantuvo una fortuna oculta en el extranjero durante 34 años.

Fuentes del equipo jurídico de los Pujol han explicado en declaraciones a Efe que, por el momento, no se plantean recurrir la decisión del juez de Barcelona, que en una providencia ha acordado unir al sumario la petición de Liechtenstein y se ha mostrado dispuesto a facilitar la información requerida. La defensa de los Pujol resta importancia al nuevo frente judicial abierto ahora en Liechtenstein y le auguran un corto recorrido, porque está convencida de que su investigación por blanqueo carece de base más allá de los requerimientos de información que la Policía Nacional ha dirigido a las autoridades de ese país, que disfruta de un ventajoso régimen fiscal.

De acuerdo con su tesis, el juez ha abierto ese procedimiento a raíz de los trámites que la Policía Nacional -que no ha querido hacer comentarios- y el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) -que depende del Ministerio de Economía y del que forma parte el Consejo General del Poder Judicial y la Agencia Tributaria- hicieron ante sus homólogos de Liechtenstein (Financial Intelligence Unit, FIU) para obtener información sobre posibles cuentas de los Pujol en ese país.

Dado que ese intercambio de información exige una autorización judicial, mantiene la defensa de los Pujol, la causa abierta en Liechtenstein tiene solo por objetivo resolver si es pertinente o no facilitar a España los datos solicitados, por lo que prevé que apenas tenga recorrido. Para los abogados de Pujol, la causa de Liechtenstein tendrá tan poco éxito como las comisiones rogatorias que el juzgado de Barcelona ha pedido a Suiza y Andorra, países que para proseguir la tramitación han exigido más precisiones sobre los hechos que se imputan al expresident y su familia.

En su escueta declaración de esta mañana, Pujol se ha desvinculado de cualquier cuenta bancaria en Liechtenstein, país que figura entre los trece estados a través de los cuales su hijo Jordi Pujol Ferrusola movió 32,4 millones de euros en divisas entre los años 2004 y 2012.

Según ese informe de la Agencia Tributaria, en que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz se basó para imputar a Jordi Pujol Ferrusola por blanqueo y fraude fiscal, el primogénito del expresident hizo 118 movimientos de tráfico de divisas con salida o destino a Andorra, Luxemburgo, Croacia, Argentina, Uruguay, Suiza, Estados Unidos, México, Francia, Islas Caimán, Reino Unido, Gabón y Liechtenstein.



http://www.quoners.es/q/trafico-influencias