Público
Público

Pul Kagame acusa a Alemania de "violar la soberanía de Ruanda"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Presidente de Ruanda, Paul Kagame, dijo hoy que el arresto en Alemania de su jefa de protocolo, Rose Kabuye, viola la soberanía de su país, según la radio ruandesa.

Kagame, quien se encuentra en Alemania por invitación de la Bolsa de comercio de Francfort, visitó a Kabuye, que se encuentra en una prisión de esa ciudad alemana a la espera de ser extraditada a Francia.

"Es posible que el arresto de Kabuye afecte la cooperación entre Ruanda y la Unión Europea para resolver la crisis de la República Democrática del Congo, ya que en muchos sentidos se trata de una violación de la soberanía de Ruanda", dijo Kagame en rueda de prensa tras visitar a su empleada.

Aun así, el jefe de Estado ruandés hizo hincapié en la responsabilidad de los "estados vecinos de asegurar la paz y la estabilidad en la Región de los Grandes Lagos".

"Kabuye se encuentra bien y está preparada psicológicamente para afrontar lo que viene", dijo Kagame, que aclaró que la funcionaria "fue detenida mientras se encontraba en viaje oficial, en calidad de jefa de protocolo de mi gabinete, para preparar mi actual visita" a Alemania.

El objetivo del viaje de Kagame es participar en un foro anual sobre el papel de la empresa privada en el desarrollo económico de los países, además del debate de iniciativas sobre inversión empresarial.

El mandatario ruandés aseguró asimismo que la detención de Kabuye, a quien un tribunal francés acusa de participar en el asesinato del predecesor de Kagame, Juvenal Habyarimana, en 1994, incidirá de forma negativa en las relaciones de Ruanda con Francia y con Alemania.

El entendimiento entre Ruanda y Francia empeoró a raíz de la orden internacional de detención contra nueve miembros del gubernamental Frente Patriótico Ruandés (FPR), incluida Kabuye, emitida por el juez francés Jean Brugieure a finales de 2006.

Brugieure afirmó en su día que los acusados participaron en el asesinato de Habyarimana en 1994, lo cual desató la matanzas que acabaron con la vida de entre 800.000 y un millón, según distintas fuentes, de tutsis y hutus moderados en alrededor de cien días.

El 6 de abril de 1994, el avión privado Falcon 50 de Habyarimana fue derribado por un misil en las cercanías del aeropuerto de Kigali y junto al presidente ruandés murieron su colega burundés, Cyprien Ntaryamira, y otros altos cargos gubernamentales de Ruanda y Burundi.

Ruanda nunca ha dado crédito a las acusaciones de Brugieure y Kagame aseveró hoy que "se trata de una estratagema para menoscabar la lucha del FPR contra las injusticias".