Público
Público

Los Pulitzer españoles esperan que el premio "ponga el foco" en Siria

Javier Bauluz y Manu Brabo, ganadores del galardón en 1995 y 2013, destacan el sufrimiento de la población en un conflicto que ya tiene más de 70.000 víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los fotoperiodistas españoles Javier Bauluz y Manu Brabo, ganadores de sendos premios Pulitzer en 1995 y 2013 respectivamente, han expresado hoy su deseo de que el galardón mantenga en primera plana el sufrimiento del pueblo sirio.

Bauluz y Brabo han celebrado esta mañana el premio concedido a este último por la cobertura del conflicto en Siria en una sidrería de Gijón, ciudad en la que ambos residen. Brabo, cuya imagen premiada muestra a un padre arrodillado con el cadáver de su hijo en brazos, ha afirmado que espera que esas fotos 'pongan el foco en lo que esta pasando en Siria'.

'Cuando dentro de 10 ó 15 años salgan a la luz las atrocidades que se están cometiendo, nadie podrá decir que no lo sabía, y ese es el mayor valor del premio', ha dicho el joven fotógrafo en una rueda de prensa.

Bauluz ha dicho que 'lo más importante es que se sepa lo que está pasando en Siria', actualmente uno de los destinos 'de mayor riesgo' para el trabajo de los periodistas.

'Yo no iría a Siria, es muy peligroso para los corresponsales extranjeros', ha expresado el ganador del Pulitzer de 1995 por sus fotografías de la guerra en Ruanda. Bauluz ha recordado que cuando hace algún tiempo vio publicada la fotografía de Brabo ya dijo que 'ésa iba a ser la foto del Pulitzer' de este año.

'Es un símbolo del sufrimiento de la población, en un conflicto que ya tiene más de 70.000 víctimas'

Para el veterano fotoperiodista, esa imagen 'es un símbolo del sufrimiento de la población, en un conflicto que ya tiene más de 70.000 víctimas'. Bauluz ha elogiado el trabajo de Brabo al asegurar que 'tiene fuerza, valor, sensibilidad, talento y una mirada clara directa y sin prejuicios'.

Los reporteros han coincidido en criticar el escaso valor que se le da a la imagen gráfica y al trabajo de los fotoperiodistas en los medios de comunicación de España.

'España nunca ha apostado por el fotoperiodismo, el gran momento que vivió esta actividad hace años fue gracias al impulso de empresas del exterior', ha asegurado Bauluz. Brabo ha afirmado que llegó a la profesión cuando ese 'gran momento' había pasado y que no sabe lo que es un 'contrato' porque trabaja 'por encargos'.

Ha añadido que en muchas redacciones se entiende la fotografía como 'un manchón de tinta que le da color a la pagina, y no como un elemento importante que explica la noticia, muchas veces por sí misma y sin necesitar de un texto'.