Público
Público

Putin congela la venta de misiles a Irán, según Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, dijo a Francia que Moscú congelará la entrega de misiles S-300 a Irán tras la aprobación de una extensión de las sanciones de la ONU en contra de Teherán, informó el viernes el despacho del presidente francés.

Rusia había insistido previamente sobre su derecho a llevar a cabo el pacto de defensa aérea.

Pero su nueva postura destaca cómo la tolerancia de grandes potencias no occidentales hacia la disputada actividad nuclear de Irán está disminuyendo y podría negar a Teherán una formidable defensa frente a cualquier acción militar.

La inteligencia occidental indica que a Irán aún le faltan entre uno y tres años para alcanzar la capacidad que le permitiría producir un arma nuclear, lo que da al mundo un plazo para intentar frenar su programa de enriquecimiento de uranio con sanciones, dijo el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates.

Algunos sectores de la industria gasífera y petrolera de Irán podrían recibir el impacto de sanciones adicionales de la Unión Europea, de acuerdo a un documento preparado por líderes de la UE.

Líderes iraníes recibieron desafiantes y con desprecio la resolución de sanciones del Consejo de Seguridad y prometieron seguir con el creciente programa de enriquecimiento y revisar las ya tensas relaciones con los inspectores nucleares de la ONU.

Sin embargo, el cambio de postura del Kremlin sobre el tema de los S-300 subraya el creciente aislamiento diplomático de Teherán por su reservada campaña para desarrollar capacidad nuclear.

Los misiles S-300 constituyen un sistema de defensa aérea de largo alcance que puede detectar, seguir y destruir misiles balísticos, misiles de crucero y aviones volando a bajas alturas.

Rusia tiene un contrato para vender misiles S-300 a Teherán y hubo confusión sobre si el acuerdo seguiría vigente bajo los términos de una cuarta ronda de sanciones de Naciones Unidas aprobadas esta semana contra Irán.

Sin embargo, un portavoz del presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo a periodistas que Putin había confirmado que el envío sería congelado. El funcionario citó al líder ruso diciendo que Irán estaba "muy disgustado" y quería imponer penalizaciones a Moscú por romper el contrato.