Público
Público

Pyongyang amenaza con restaurar su principal reactor nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Norte aseguró hoy que ha comenzado los trabajos para reactivar su principal instalación nuclear, el reactor de Yongbyon, y que desiste de que Estados Unidos lo retire de la lista de países que patrocinan el terrorismo.

Esa afirmación del Ministerio de Exteriores del régimen comunista de Pyongyang, difundida por la agencia norcoreana KCNA, confirmó los comentarios hechos poco antes, en cámara, por su representante en conversaciones de energía con Corea del Sur.

El ministerio afirmó que el régimen comunista "trabaja desde hace tiempo para devolver sus instalaciones nucleares de Yongbyon a su estado original", en represalia por la decisión de EEUU de paralizar su retirada de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Ahora Corea del Norte "no desea ser retirado de la lista de países patrocinadores del terrorismo (de Estados Unidos) ni tampoco espera que eso pase", indicó el representante norcoreano, en un posible signo de un alejamiento del proceso negociador.

La advertencia se produce en pleno parón del proceso de desnuclearización regido por las conversaciones a seis bandas (las dos Coreas, Japón, Estados Unidos, China y Rusia) y con un aparente vacío de poder en el único régimen estalinista con poder nuclear.

El líder norcoreano, Kim Jong-il, no ha sido visto en público desde el 14 de agosto y el pasado 9 de septiembre no acudió al vistoso desfile con el que se celebró el 60 aniversario de la fundación de su país.

Ello desató todo tipo de conjeturas sobre su estado de salud y sobre un supuesto infarto cerebral que habría sufrido, que fueron descartados por el régimen comunista.

Esas especulaciones fueron calificadas hoy mismo como un "sofisma de gente malvada" por Hyon Hak-bong, representante norcoreano en las conversaciones sobre energía con Corea del Sur que hoy se iniciaron en la zona fronteriza entre ambos países.

Antes de que la KCNA emitiese la declaración de Exteriores, Hyon había señalado ya que "estamos preparando la reanudación del reactor de Yongbyon" y había asegurado que "pronto lo van a saber".

Corea del Norte comenzó a desactivar sus principales instalaciones nucleares en noviembre pasado y en junio presentó su esperado inventario atómico, tras hacer estallar públicamente la torre de refrigeración de Yongbyon, en unas imágenes de televisión que dieron la vuelta al mundo.

Aunque el presidente de EEUU, George W. Bush, aseguró acto seguido que Corea del Norte sería retirado de su "lista negra" de países terroristas, dejó pasar el plazo alegando que no el régimen comunista no había permitido la verificación del proceso.

Finalmente, el pasado 26 de agosto Corea del Norte anunció la interrupción de su proceso de desnuclearización y comenzó a dar pasos que parecían llevar a una interrupción de los trabajos de desactivación de Yongbyon.

Se cree que a comienzos de este mes comenzó a mover equipamientos desensamblados previamente cerca del complejo y hoy mismo confirmó que "trabaja" en la reactivación del complejo, que puede producir plutonio para construir armas nucleares.

La reconstrucción de Yongbyon supondría un gran contratiempo para el proceso de desnuclearización pactado por ambas Coreas, China, Rusia, Japón y Estados Unidos, los negociadores a seis bandas que aceleraron su actividad tras la prueba nuclear de octubre de 2006.

Según informó la agencia surcoreana Yonhap, el ministro surcoreano de Exteriores, Yu Myung-hwan, admitió hoy que actualmente es incierto el compromiso de Corea del Norte con la desnuclearización.

"No es claro si lo que Corea del Norte pretende está dirigido a regresar a la situación que había antes de que comenzase el proceso de desmantelamiento (en noviembre) o si bien esto se trata de un nuevo acto de regateo", dijo el ministro.