Público
Público

Pyongyang, orgullosa del primer paso de la antorcha olímpica por su suelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El régimen norcoreano expresó hoy su satisfacción por el primer paso en la historia del relevo de la antorcha olímpica por su territorio, un lugar donde no va a encontrar la oposición registrada en Londres, París o San Francisco.

Un portavoz del Comité Olímpico Norcoreano (CON) señaló hoy en una entrevista con la agencia de noticias china Xinhua que "la preparación para el relevo de la antorcha en Pyongyang ha entrado en su fase final y se llevará a cabo con todas las garantías de seguridad y como estaba previsto", el próximo lunes 28 de abril.

El CON expresó el 12 de abril su apoyo al relevo de la antorcha y condenó las interrupciones que ésta está sufriendo en su camino hacia Pekín por parte de grupos defensores de los derechos humanos y de los tibetanos contra el gobierno autoritario chino.

"Como país amigo de China que es, la totalidad de Corea del Norte, desde su máximo líder hasta las bases, ofreció su apoyo y sus mejores deseos a los Juegos Olímpicos de Pekín y ha demostrado un ardiente entusiasmo por el relevo", añade la nota de Xinhua.

Según la nota, incluso el máximo líder norcoreano, Kim Jong-il, visitó en marzo la embajada china en Pyongyang para expresar sus buenos deseos y un paso exitoso de la llama olímpica por su suelo.

"Que China celebre los JJOO refleja su creciente poder nacional. No sólo es el orgullo para el pueblo chino, sino también la gloria de pertenecer al pueblo asiático y al mundo en su totalidad", señaló Kim al referirse China, su máximo valedor político ante el mundo y suministrador.

Las conversaciones entre el CON y el Comité Organizador de Pekín 2008 (BOCOG) para el relevo de la antorcha en Corea del Norte se iniciaron en julio de 2007 y el contrato fue definitivamente firmado el 7 de diciembre pasado.

El comité preparatorio mantiene reuniones frecuentas para coordinar a los departamentos relevantes para el relevo, según explicó Lim Nam Sik, responsable del Estadio Kim Il Sung, donde está previsto que la antorcha olímpica finalice su recorrido en Pyongyang.

El régimen estalinista ha escogido con esmero a los portadores, un total de 56 (44 hombres y 12 mujeres) que fueron seleccionados hace más de un mes de acuerdo a los estándares del BOCOG.

Según las autoridades norcoreanas, los portadores de la llama representan a un amplio espectro social: atletas, entrenadores, funcionarios, trabajadores y estudiantes.

Entre ellos figura Pak Do Ik, un antiguo jugador del equipo nacional de fútbol norcoreano, y Chong Song Ok, conocida como "la reina del maratón" en la prensa nacional.

La ruta del relevo cubre las principales avenidas y los lugares más emblemáticos de Pyongyang, que están siendo renovados en este momento para presentar su mejor imagen durante la cita.

"El relevo de la antorcha servirá para popularizar el concepto y el espíritu olímpicos y despertar la atención del público para con los Juegos", señaló Park Hak Seon, recién elegido presidente del CON, en un reciente encuentro con el embajador chino en Pyongyang, Liu Xiaoming.

El recorrido de la antorcha de Pekín 2008 está siendo uno de los más politizados de la historia del Olimpismo, ya que para el régimen chino los Juegos son su puesta de gala ante el mundo y buscaba dar una imagen de unidad con el paso de la llama olímpica por territorios muy susceptibles como Taiwán y el Tíbet.

El primer gran varapalo para esta aspiración fue la negativa de Taipei el año pasado a que se tratara a la isla, escindida de China en 1949, como parte del suelo patrio; mientras que los grupos de tibetanos en el exilio empezaron a preparar protestas para llamar la atención sobre la represión china del Tíbet.

Así las cosas, el propio presidente del COI, Jacques Rogge, reconoció en su última visita a Pekín este mes que el Olimpismo afronta su peor crisis desde Múnich'72.