Público
Público

La quema de pastos causa la mayoría de incendios

Un estudio del CSIC analiza los datos de 6.000 municipios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abandono del medio rural, las malas prácticas ganaderas y la fragmentación del paisaje son los principales factores humanos de riesgo de incendio forestal en España. Más del 90% de los fuegos que cada año arrasan miles de hectáreas en España son causados por actividades humanas y los investigadores del Centro de Ciencias Medioambientales del CSIC, dirigidos por Jesús Martínez, han determinado cuáles son las variables de origen no natural que influyen en el origen de los incendios forestales. A partir del análisis de 108 variables a lo largo de 13 años, se escogieron 13 factores para diseñar el modelo de predicción de riesgo de fuegos por causas humanas.

Los científicos evaluaron los datos de incendios de más de 6.000 municipios españoles ocurridos entre 1988 y 2000, excepto Navarra y Canarias, por falta de datos. La conclusión general es que el descenso de población rural, la alta extensión limítrofe entre campo y ciudad, la fragmentación del paisaje y la maquinaria agrícola son los factores que tienen un mayor peso en el origen de los incendios. 'El 40% de los fuegos presenta una causa relacionada con las prácticas agrícolas y ganaderas y un 16% son por negligencia o accidentes', señala Martínez. 'Los pirómanos son un factor reducido', añade.

Entre las variables incluidas en el estudio figuran las transformaciones socioeconómicas del medio rural como el abandono de actividades tradicionales, el descenso demográfico, la acumulación de vegetación inflamable en tierras abandonadas o falta de interés en la conservación. También, las transformaciones en el ámbito urbano como el disfrute turístico del bosque y la presión urbanística; prácticas rurales como quema de rastrojos o apertura de claros para pastos; accidentes por chispas en líneas eléctricas, trenes o cotos de caza; fragmentación del paisaje y dispersión de núcleos de población; y fuegos intencionados.

Abandono rural

Las variables predominantes cambian en cada región. Así, mientras en Galicia y toda la zona del Cantábrico predominan la densidad de ganado extensivo y la fragmentación de los núcleos urbanos en la aparición de incendios forestales, en Aragón destaca la extensión entre zona agrícola y forestal. En Madrid, mientras, sobresale la extensión del límite entre zona urbana y rural, y en Catalunya, el factor más importante es el aumento demográfico en el litoral y el disfrute del bosque como turismo. En Andalucía y Castilla-La Mancha, además de las prácticas agrícolas y ganaderas, un factor relevante en el origen de fuegos forestales es la gestión de los cotos de caza, en los que en ocasiones se abren claros para que las especies cinegéticas pasten y se las pueda cazar mejor.

Los investigadores han evaluado sólo los factores humanos que originan los fuegos, sin tener en cuenta el tipo de vegetación o las condiciones meteorológicas que favorecen la propagación de las llamas.

Solamente el 4% de los incendios forestales tiene una causa natural, como los rayos, mientras que la gran mayoría sigue teniendo su origen en la falta de concienciación social y en las malas prácticas agropecuarias. Así, entre las medidas de prevención de incendios que se deberían implementar, Martínez apunta a quemas controladas con ganadores y agricultores, más limpias de bosques para evitar la acumulación de material de combustión y mejorar la educación.

En el mapa de predicción se indican las regiones con mayor riesgo de incendios forestales por actividad humana, entre las que destacan Galicia, zonas del Cantábrico, litorales catalán y valenciano y puntos de Extremadura, Madrid, Andalucía y Castilla y León. Los investigadores no dispusieron de datos de Navarra ni de Canarias.